La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación decidió atraer un juicio de amparo en el que se analiza la validez de las declaraciones que se rinden por testigos que se encuentran bajo la influencia de drogas o alcohol.

El caso deriva del juicio que se sigue a una persona por homicidio culposo, el cual se perpetró en una fiesta a la que varios policías acudieron con su arma de cargo e ingirieron alcohol y drogas.

El ministerio público inició la averiguación previa correspondiente, señalando como responsable a uno de los policías que asistieron al evento, a pesar de que quien testificó en su contra estaba bajo los efectos de drogas y alcohol.

En las distintas instancias en que se ha conocido el caso, el testimonio ha sido considerado válido al considerar que a pesar de las drogas y el alcohol, dicha versión de los hechos resultaba veraz.

La única prueba en la cual se sustentó la acusación fue precisamente la declaración de ese testigo en contra del policía.

Al analizar el caso, la Primera Sala podrá analizar los factores psicológicos de quienes son testigos en un procedimiento penal, para así determinar cómo se deben valorar sus declaraciones y que inciden de forma directa en el principio de presunción de inocencia.

La Primera Sala estará al revisar este caso analizará los alcances probatorios que tienen las declaraciones rendidas bajo los efectos de drogas y alcohol, si esas declaraciones pueden ser aceptables dependiendo del tipo de droga y alcohol ingerido, o la cantidad consumida.

La Corte también debe determinar si para valorar este tipo de testimonio, también debe considerarse los efectos que estas sustancias tienen en particular en cada persona.

Más informaciónhollywoodreporter.com/thr-esq

miabogadoenlinea.net

Pin It