Ministros de la Segunda Sala

La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró la constitucionalidad del artículo 241 de la Ley Federal de Derechos que obliga a las empresas que proporcionen el servicios satelitales a pagar por el uso, goce o aprovechamiento del espectro radioeléctrico dentro del territorio nacional.

Con esta decisión la Suprema Corte revocó el amparo que un juzgado de distrito había otorgado a la empresa española Hispasat que opera en México principalmente por medio de sus satélites Amazonas.

El artículo 241 de la Ley Federal de Derechos, establece que este tipo de empresas debe pagar por cada día de uso del espectro radioeléctrico, para prestar servicios de telecomunicaciones, $85.31 pesos por cada megahertz en la banda C y $130.53 por cada megahertz en la banda Ku.

Hispasat alegaba que este derecho es desproporcionado porque no se le permite deducir en México lo que debe pagar a la autoridad del país de origen que le otorgó las concesiones para sus posiciones orbitales y bandas de frecuencia asociadas.

Sin embargo, la Segunda Sala estableció que "tratándose de derechos por el uso, goce o aprovechamiento de bienes del dominio público de la Nación no existe la necesidad de establecer una relación estricta entre la capacidad contributiva del contribuyente y la cuota del derecho correspondiente".

Otro argumento fue que se viola la garantía de equidad tributaria porque sólo se grava el uso de las bandas C y Ku, pero no de las bandas Ka, VHF y L.

"Aún cuando a través de ambas bandas pudieran transmitirse el mismo tipo de datos, lo cierto es que no se puede desconocer que las diferencias que se presentan entre unas y otras hacen, incluso, que su demanda sea diferente, lo que, por sí mismo, justifica la diferencia en la cuota", señalaron los ministros.

Hispasat, S.A es un operador de satélites de comunicaciones español que ofrece cobertura en América, Europa y el Norte de África para servicios de Internet por satélite, televisión, radio y comunicaciones vía satélite.

Al final lo más probable es que estos costos sean impactados en el consumidor final.

miabogadoenlinea.net

Pin It