La Suprema Corte continúa discutiendo el tema de la geolocalización, y aunque la mayoría considera que se trata de disposiciones constitucionales se propone establecer límites para el ejercicio de esta faculta por parte del Ministerio Público federal y del fuero común y evitar abusos de autoridad.

Algunos ministros consideran que es necesario que el Ministerio Público demuestre que se trata de un caso de una urgencia o busca salvar una vida, o existe peligro de que el objeto de la búsqueda (el teléfono) se oculte o desaparezca.

En contrario, la otra mitad de los ministros no estimó necesario realizar una motivación por parte del Ministerio Público cuando solicite la ubicación geográfica de un teléfono desde el que presumiblemente se realizaron llamados para la comisión de un ilícito como secuestro, amenazas, extorsión, crimen organizado o contra la salud.

La decisión definitiva se tomará el próximo jueves.

Aunque los ministros que están a favor de la constitucionalidad no alcanzarán un consenso, las disposiciones sobre geolocalización continuarán vigentes al no poderse emitir una resolución definitiva.

La localización geográfica en tiempo real de los equipos de comunicación móvil tuvo su desarrollo a partir de que en 1999 la Comisión Federal de Comunicaciones en Estados Unidos hizo del 911 el número universal de emergencia para todos los servicios de telefonía, incluyendo celulares.

Así se obligó a las empresas de telefonía a contar con tecnología para localizar la posición de un celular donde salió una llamada, llegando incluso a indicar la latitud y longitud en que se encuentra el teléfono, con una exactitud de entre 50 y 300 metros, según la tecnología usada, con la finalidad de llevar asistencia a la persona que realiza la llamada. Incluso algunos expertos afirman que la localización puede ser tan precisa que llega a presentar un margen de error de sólo diez metros.

Para determinar la ubicación geográfica de un teléfono móvil puede utilizarse el sistema  GPS en caso de que el equipo lo incluya o realizando una triangulación usando las torres de telefonía móvil, para lo cual se identifica la celda en la que se establece la llamada (entrante o saliente) según sea el caso.

Además las empresas de telefonía aprovecharon la tecnología para facilitar la prestación del servicio a los usuarios, por lo que ahora forma parte del sistema a partir del cual se prestan los mismos.



miabogadoenlinea.net


Pin It