Debido a que el pasado 31 de diciembre venció el contrato y convenios modificatorios entre el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, AICM, y la Inmobiliaria FUMISA S.A., el AICM recuperó la posesión de 120 espacios y locales comerciales en la terminal 1 del aeropuerto, los cuales desde el lunes de esta semana están a disposición de quien quiera rentar para fines comerciales alguno de estos espacios.

El pasado 9 de enero el AICM notificó a FUMISA que se opone expresamente a que continúe con la explotación de las edificaciones, construcciones, muebles e inmuebles que hasta el 31 de diciembre de 2013 detentaba comercialmente, indicando a la inmobiliaria que, por carecer de título legal, deberá abstenerse de realizar cualquier acto que suponga la administración, uso o disfrute de dichos bienes.

Estos bienes incluyen no solo los 120 espacios comerciales, sino los espacios ocupados por la empresa FUMISA como oficinas administrativas en instalaciones de la Terminal 1 y el derecho a explotar de forma directa el estacionamiento internacional de la Terminal 1. Sobre este estacionamiento solicitó a la inmobiliaria “un informe pormenorizado y enterar a la caja del AICM a partir del primer día de 2014 los ingresos que se hayan percibido hasta la fecha y los que se produzcan diariamente”.

FUMISA puede seguir usufructuando el espacio de lo que se ha llamado “Nuevo Estacionamiento”, también ubicado en el área internacional de la Terminal 1, para lo cual se le pidió el nombramiento de un representante “para implementar un sistema de coordinación a fin de que ambas partes lleven a cabo la explotación de las superficies que les correspondan conforme a los contratos”.

El contrato entre el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y FUMISA fue firmado el 25 de mayo de 1994, y en él se pactó “una vigencia de 20 (VEINTE) años contados a partir del día primero de enero de mil novecientos noventa y cuatro”. En ese contrato no se estableció la posibilidad de prorrogar la posesión sobre los bienes del dominio público de la Federación en contratos y convenios modificatorios posteriores.

En el convenio modificatorio celebrado el 14 de octubre de 2003 se estableció que después de 20 años de explotación de bienes del dominio público de la Federación, se revisaría la Tasa Interna de Retorno (TIR) que es el indicador de la rentabilidad de un proyecto. Para esta revisión el 1º de enero pasado inició un plazo de 90 días para que FUMISA presente la documentación necesaria a fin de realizar el análisis financiero que permita establecer cuál es el estatus de la TIR. Sobre este particular los auditores del AICM han establecido que la inmobiliaria obtuvo en 20 años rendimientos muy superiores al 12.82% pactado.

En comunicado de prensa el AICM declaró que “en el ámbito de su responsabilidad, el AICM enfatiza que como concesionario de bienes del dominio público de la Nación, ejercerá con plenitud las acciones que le otorguen la seguridad jurídica de dichos bienes”.

Más información Aicm.com.mx

 

www.miabogadoenlinea.net

Pin It