El pasado 13 de diciembre entró en vigor una Norma Oficial Mexicana, NOM, por la cual se prohíbe la importación de televisores con tecnología analógica con la finalidad de impedir la comercialización de televisores que no sintonicen señales de Televisión Digital Terrestre, TDT.

 

La NOM en cuestión fue publicada en el Diario Oficial de la Federación el pasado 14 de octubre y en ella se establece un plazo de 30 días para que se dejen de vender en el país televisiones analógicas.

 

Este plazo de 30 días se cuenta desde que la NOM-192-SCFI/SCT1-2013 inició su vigencia, es decir, desde el 13 de diciembre, y es aplicable a los comerciantes que aún cuenten en sus inventarios con televisiones analógicas.

 

Con el cambio de la codificación digital de las señales de televisión en el mundo, en México se diseñó un plan para ir realizando paulatinamente lo que se ha denominado como “apagón analógico”, es decir, el cambio de señal tradicional o analógica a digital, para lo cual es necesario contar con un televisor con tecnología digital o un decodificador, porque de lo contrario no se podrá recibir la señal de televisión.

 

El gobierno federal se impuso como fecha límite para completar el cambio en todo el territorio nacional el 31 de diciembre de 2015, para lo cual la Comisión Federal de Comunicaciones, COFETEL,  puso en marcha un programa para instalar de forma gratuita decodificadores y antenas en los hogares de escasos recursos.

 

Conforme a esta calendario Tijuana, Baja California, fue la primera ciudad de México y América Latina que realizó el cambio el pasado mes de mayo, pero que debido a las protestas por la falta de decodificadores en algunas colonias de escasos recursos, se prorrogó hasta julio.

 

El próximo apagón analógico será en mayo de 2014 en Ciudad Juárez, Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros y Monterrey.

 

El decreto que adelantó el apagón analógico para que el proceso concluyera en noviembre de 2015 y no en 2021 como originalmente fue previsto, fue impugnado a través de una controversia constitucional promovida por la Cámara de Diputados y la Cámara de Senadores, pero ésta fue desechada ya que aunque la varios los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación consideraron que el decreto era inconstitucional, la decisión no alcanzó los ocho votos necesarios para que se declarara la misma, por lo que el decreto quedó vigente.

 

Ahora bien, la NOM-192 que ya está vigente especifica que todos los televisores y decodificadores que se importen y vendan en México deben tener la capacidad para recibir, sintonizar y reproducir las señales de TDT y, al mismo tiempo, para recibir, sintonizar y reproducir señales de HDTV, High Definition Television y SDTV, Standard Definition Television.

 

Aunado a la prohibición de la importación de televisores analógicos, la COFETEL y la Procuraduría Federal del Consumidor, PROFECO, han emitido una serie de guías y recomendaciones a los consumidores para que se fijen, antes de adquirir nuevos aparatos de televisión, que sean digitales, lo que no necesariamente significa que sea un televisor de alta definición. Para ello recomiendan que el consumidor se asegure que el aparato cumpla con la norma ATSC A/53 (MPEG-2 y/o MPEG-4) o que se adquiera un decodificar adecuado.

 

 

Más información Secretaría de Economía

 

www.miabogadoenlinea.net

 

Pin It