El pasado mes de octubre se presentó ante el pleno de la Cámara de Diputados una iniciativa de reformas a la Ley General de Cultura Física y Deporte para promover e impulsar acciones tendientes a la prevención de la violencia en los espectáculos deportivos.

 

Dentro de las reformas que se proponen, se adiciona el artículo 154 que crea el tipo penal de violencia en el deporte para sancionar con pena de prisión y/o multa determinas conductas violentas, así como prohibición de asistir a eventos deportivos de espectáculo a quienes generen actos de violencia.

 

Según el diario La Afición la iniciativa ya está siendo dictaminada por las comisiones unidas de Justicia y Deporte.

 

En dicho dictamen, señala el diario, se establece que cometerá el delito de violencia en eventos deportivos, “el espectador o cualquier otra persona que sin ser juez, jugador o parte del cuerpo técnico de los equipos contendientes en eventos deportivos masivos o de espectáculo y encontrándose en el interior de los recintos donde se celebra el evento, en sus instalaciones anexas, en sus inmediaciones o en los medios de transporte organizados para acudir a los mismos, realice por sí mismo o incitando a otros, cualquiera de las siguientes conductas:...”.

 

El diario señala que en el artículo 154 se establece un catálogo de conductas específicas a las cuales les corresponderá una determinada pena. Por ejemplo a quien ingrese a la cancha sin autorización se le impondrá una pena de tres días a tres meses de prisión o una multa de diez a noventa días de salario mínimo. En caso de que exista una agresión a un tercero o daños materiales, la sanción irá de seis meses a tres años de prisión y de diez a cuarenta días de multa.

 

Por otra parte, aquellas personas que lancen objetos que impliquen un riesgo recibirán seis meses a dos años de prisión y de cinco a treinta días de multa, mientras que a los participantes en una riña se les podría imponer una pena de seis meses y hasta cuatro años y medio de prisión, además de una multa que iría de diez a sesenta días.

 

Finalmente se propone que aquellos que causen daños materiales a bienes que se encuentren en el estadio, quien incite o genere violencia, así como quien introduzca a las instalaciones armas de fuego, explosivos o cualquier arma prohibida será sancionado con una pena que podría ir desde un año y medio y hasta los cuatro años y medio de prisión, además de una multa de veinte a noventa días.

 

Además, aquellos que sean sancionados penalmente, también podrán recibir la prohibición de asistir a eventos y espectáculos deportivos por un plazo equivalente a la pena que se le haya impuesto, para lo cual se creará un padrón de aficionados violentos que formará parte de las bases de datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

 

Al igual que en otros países del mundo como el Reino Unido, México está empezando a vivir hechos de violencia en los estadios. El último caso fue en el estadio Azul, cuando un grupo de aficionados invadió la cancha y correteó a los jugadores celestes tras la eliminación ante el Toluca, por lo que se hace necesario tomar medidas para prevenir la violencia pero también para sancionarla.

 

La iniciativa podría ser discutida y aprobada en el próximo periodo de sesiones.

 

 

Más información en laaficion.milenio.com

 

www.miabogadoenlinea.net

 

Pin It