El pasado 31 de octubre el Congreso de la Unión aprobó la reforma fiscal en la que, entre otras disposiciones, se aprueba reformar el artículo 2 de la Ley del Impuesto al Valor Agregado para establecer una tasa en toda la República del 16%, eliminando la tasa diferenciada que aplicaba en las fronteras del 11%.

 

Esta determinación ha generado distintas protestas en los estados de la frontera, especialmente en Baja California en donde inclusive existe un movimiento separatista que se ha visto fortalecido a partir de esta decisión. Así, distintas organizaciones como la Canaco, Canacintra, Consejo Coordinador Empresarial, etcétera, se preparan para interponer amparos en contra de esta reforma.

 

Actualmente el segundo párrafo del artículo 1, de la Ley del Impuesto al Valor Agregado establece que el impuesto se calculará aplicando la tasa del 16%. Sin embargo, el primer párrafo del artículo 2 prevé que cuando los actos o actividades por los que se deba pagar el impuesto se realicen por residentes en la región fronteriza y siempre que la entrega material de los bienes o la prestación de servicios se lleve a cabo en la citada región fronteriza, el impuesto se calculará aplicando la tasa del 11%.

 

La reforma al IVA aprobada el pasado 31 de octubre por el Congreso de la Unión deroga esta disposición por lo que se elimina la tasa diferenciada.

 

Pero esta no es la primera vez que se modifica la tasa del IVA en las fronteras. Entre 1988 y 1991 la tasa general del IVA era del de 15% y en las ciudades fronterizas se aplicaba una tasa del 6%.

 

Después, a partir de 1992 y hasta 1994 la tasa general del IVA fue del 10%, sin excepciones.

 

Para 1995 y hasta 2009 el IVA es de 15% tasa general, 10% en las ciudades fronterizas

 

A partir de 2010 el IVA sube a una tasa general del 16%, con excepción de las ciudades fronterizas, en donde se establece una tasa del 11%.

 

Cuando la tasa del IVA aumentó en 1995 a 15% sin modificarse en las fronteras se promovieron juicios de amparo contra esa reforma, estableciéndose un criterio de la Corte que señala que una tasa diferenciada no contraviene el principio de equidad tributaria previsto en la fracción IV del artículo 31 constitucional, pues las condiciones en la región fronteriza y en el resto del país son distintas, debido a que “la cercanía de aquélla con otras naciones altera los patrones de consumo”.

 

Así, la Corte infirió que la tasa menor tenía un “fin extrafiscal de no afectar la competitividad y de estimular el comercio nacional en la frontera, desalentando el consumo de bienes y servicios extranjeros que perjudiquen la competitividad de la industria nacional en tal región”.

 

Este mismo criterio es el que principalmente invocarán distintos sectores en la frontera cuando intenten ampararse en contra del aumento del IVA en las fronteras, afirmando que una tasa unitaria del 16% no respeta el principio de equidad.

 

Han pasado 18 años desde que se estableció ese criterio, veremos si los actuales ministros de la Suprema Corte aun lo sostienen.

 

 

www.miabogadoenlinea.net