Imprimir

Tanto la CANACINTRA como diferentes abogados laboralistas coincidieron en señalar que frente al paro nacional de labores por la epidemia de la Influenza Humana, las empresas no tienen la obligación de pagar el sueldo a sus trabajadores debido a que se trata de una suspensión colectiva de la relación laboral, por caso fortuito o fuerza mayor, que no es imputable al patrón, de acuerdo con lo establecido en la fracción I del artículo 427 de la Ley Federal del Trabajo.

 

El Secretario del Trabajo y Previsión Social, sobre el pago del sueldo declaró que ello debe ser resuelto conforme a los contratos individuales o colectivos de trabajo.

 

Los abogados patronales, sin embargo, han declarado que pese al artículo mencionado, los patrones, sensibles a la situación, deben tratar de llegar a distintos acuerdos con sus empleados, ya sea que este período sea tomado a cuenta de vacaciones o que los trabajadores compensen este tiempo con el trabajo de horas extra para recuperar la productividad de la empresa.

 

Acuerdos de esta naturaleza ya han sido tomados en diferentes ramos de la industria, como el automotriz en donde el descanso será pagado para casi todos los trabajadores de las agencias automotrices, contrario al acuerdo de la CANIRAC, en donde el sueldo no será pagado y los trabajadores solo recibirán la cantidad que destine el Gobierno del Distrito Federal del fondo de apoyo para esta contingencia.

 

Fuente El Universal

www.miabogadoenlinea.net