La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al resolver un amparo directo en revisión, determinó que la fracción VI del artículo 267 del Código Civil para el Distrito Federal que prevé la compensación de hasta el 50% de los bienes que se hubieren adquirido durante el matrimonio a favor del cónyuge que se haya dedicado preponderantemente al desempeño del trabajo del hogar y, en su caso, al cuidado de los hijos, es constitucional y no viola el principio se irretroactividad.

 

Los ministros señalaron que la disposición únicamente se aplica a los divorcios tramitados una vez que la misma entró en vigor.

 

La Primera Sala estima que este es un mecanismo de compensación para el cónyuge que haya asumido las cargas familiares y domésticas durante el matrimonio y que sufrió un perjuicio al ver mermadas  sus posibilidades de desarrollarse con igual tiempo, intensidad y diligencia en una actividad en el mercado laboral convencional por asumir determinadas labores domésticas y de cuidado.

 

La compensación opera respecto de hasta el 50% de los bienes que el cónyuge que trabajó fuera del hogar haya adquirido durante el tiempo de subsistencia del vínculo matrimonial, ya que es durante dicho período que se dio la división de tareas cuya posible inequidad se pretende corregir.

 

En el caso que se analizó, un juicio de divorcio sin expresión de causa, la cónyuge promovió incidente de compensación en contra del quejoso, consistente en el 50% de los bienes adquiridos durante el vínculo matrimonial. La juez competente absolvió al demandado y, en apelación, la Sala responsable revocó dicha sentencia y decretó una compensación a favor de la ex esposa equivalente al 35% respecto del total del valor de los bienes adquiridos por el demandado. Inconforme el esposo promovió este amparo, que fue revisado por la Corte.

 

El ex esposo pretendía que se excluyeran del cálculo de la compensación los bienes adquiridos y el trabajo doméstico realizado antes de la entrada en vigor de la norma, ya que según él se estarían dando efectos retroactivos a la disposición afectando cuestiones previas a la entrada en vigor de la norma, lo cual fue negado por la Suprema Corte.

 

 

www.miabogadoenlinea.net