Imprimir

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación confirmó la sentencia del Décimo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa que negó un amparo a la cadena Starbucks, que pretendía aplicar tasa cero de la Ley del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a la venta de sándwiches, paninis, ensaladas y demás alimentos que vende en sus casi 500 sucursales, con el argumento de que no son preparados en las tiendas.

 

La Primera Sala de la Corte ratificó que la interpretación correcta de la ley es en el sentido de que la tasa de 16 por ciento se tiene que aplicar sobre la venta de alimentos preparados, con independencia del lugar donde se realizó dicha preparación.

 

Starbucks argumentaba que al prepararse los alimentos que vende en establecimientos distintos a las tiendas y envasados "a atmósfera modificada", se debería entender que están sujetos a la tasa cero.

 

De haber obtenido una sentencia favorable la red de cafeterías Starbucks hubiera evitado pagar 9.1 millones de pesos al Servicio de Administración Tributaria (SAT) por concepto de IVA y además estar en posibilidad de solicitar la devolución del IVA pagado a sus proveedores.

 

Esto es así ya que en el régimen de tasa cero del IVA los bienes y servicios no incluyen en el precio de venta el IVA, pero el IVA que los productores pagaron en los insumos necesarios para producir los bienes y servicios, les es devuelto.

 

Se supone que con el régimen tasa cero el consumidor final no paga IVA y obtiene bienes y servicios más baratos, ya que el costo de producirlos se compensa al devolverse el IVA a los productores, como no ocurre en el caso de la tasa exenta.

 

En 2011, el SAT devolvió por concepto de IVA $228,719 millones de pesos, lo que representó casi la mitad del IVA recaudado en ese año.

 

Por ello es que algunos consideran que debe ser modificado el régimen del IVA en alimentos y también en medicinas, a fin de que sólo un cuadro de alimentos y medicinas básicas estén sujetos a la tasa cero del IVA, y el resto estén exentos o se les aplique una tasa del 16%.

 

Se calcula que trasladando alimentos y medicinas de un esquema tasa 0% al esquema de exentos, el país aumentaría su recaudación potencial.

 

 

www.miabogadoenlinea.net