Al resolver el incidente de inejecución de sentencia 394/2013, el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ordenó la inmediata separación del cargo de la presidente municipal Graciela Juárez y la tesorera del Municipio de Pedro Escobedo, Querétaro, Aidé Verónica Corona García.

 

De la misma manera se ordenó su consignación ante el Juez de Distrito en turno del estado de Querétaro por el delito de desacato de una sentencia que les obligaba a dejar de cobrar derechos a una empresa mercantil por el servicio de alumbrado público.

 

 

Los ministros resolvieron que las funcionarias en activo y los ex servidores públicos "incumplieron la sentencia dictada el 17 de abril de 2012 por el Juzgado Segundo de Distrito en dicha entidad, promovido por una empresa mercantil en contra de los artículos 117 a 120 de la Ley de Hacienda de los Municipios y el artículo 24 de la Ley de Ingresos del Municipio de Pedro Escobedo de la misma entidad, para el ejercicio fiscal de 2012, con motivo del cobro del derecho por servicio de alumbrado público", a fin de que se le dejaran de cobrar esos derechos, y se le devolviesen las cantidades previamente pagadas por tal concepto, durante ese ejercicio fiscal.

 

 

La Suprema Corte también ordenó que sean consignados ante un juez por el mismo delito, el ex alcalde Alonso Landeros Tejeira y el ex tesorero José Jaime Sixtos de Jesús.

 

Se instruyó además que el incidente permaneciera abierto a efecto de que se requiera nuevamente al municipio el cumplimiento de la sentencia.

 

El municipio debía de devolver a la empresa amparada por lo menos la cantidad de $326,000.00 que correspondía a los meses a enero a abril del dos mil doce, y haber suspendido el cobro de derechos  por alumbrado público, pero los funcionarios hoy sancionados incumplieron con esta resolución. Bien dicen que mas vale un mal arreglo que un buen pleito.

 

 

www.miabogadoenlinea.net