Al resolver la contradicción de tesis 75/2013 la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación dejo en claro los criterios a aplicar para el pago de las horas extras.

 

En la tesis de jurisprudencia se establece que los artículos 67 y 68 de la Ley Federal del Trabajo prevén que un trabajador puede prestar sus servicios por un tiempo mayor del permitido, es decir, superior al límite de 3 horas diarias y de 3 veces a la semana.

 

Cuando ese es el caso, la forma de calcular el pago del tiempo extraordinario es la prevista en el párrafo segundo del artículo 68, el cual establece que el tiempo extraordinario laborado que exceda de 9 horas a la semana deberá pagarse con un 200% más del salario de la que corresponda a la hora normal, es decir, al triple.

 

Lo anterior, toda vez que si un trabajador acepta prestar sus servicios por un tiempo mayor del permitido, ya no le aplica la regla que establece una limitante a la jornada extraordinaria, consistente en que no rebase de 3 horas diarias ni de 3 veces a la semana, debiendo implementarse la regla prevista en el artículo 68.

 

El criterio que se desecha consideraba que al aplicarse el artículo 68, no sólo se debían considerar las horas extras trabajadas, sino también las veces por semana en que esto sucedía, de tal forma de que si un trabajador laboraba de lunes a sábado  generando dos horas extras diarias, las primeras seis horas extras originadas en los primeros tres días debían se pagadas con un 100% más del salario, mientras que las restantes seis horas de los siguientes tres días con un 200% más.

 

Toda vez que existe jurisprudencia que considera que el artículo 68 de la Ley Federal del Trabajo es supletoria de la Ley de los Trabajadores al Servicio del Estado respecto del tiempo extraordinario, este criterio también sería aplicable a los servidores públicos.

 

 

www.miabogadoenlinea.net