Al aclarar el sentido de la sentencia dictada por la Primera Sala la Suprema Corte de Justicia de la Nación el pasado 8 de mayo, se destacó que la operación del Acueducto Independencia en Sonora, puede ser suspendida en cualquier momento, siempre y cuando se demuestre que dicha operación llegue a causar un daño irreparable a la comunidad Yaqui.

 

Los ministros también subrayaron que a la mayor brevedad posible, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, deberán desahogar la consulta a la Comunidad Yaqui con independencia de la etapa en que se encuentre la obra.

 

"En dicha consulta, deberá recabar los elementos necesarios para determinar la existencia de alguna posible afectación a los derechos de la comunidad indígena” subrayó la Corte.

 

En caso de que se demuestre alguna afectación a los derechos de la comunidad indígena, la autoridad debe tomar acciones, conforme a su competencia, para ponderar los intereses en juego, quedando en aptitud de tomar las medidas necesarias, para resarcir o aminorar las afectaciones que incidan en la subsistencia de la comunidad, “pudiendo llegar, en caso necesario, a determinar la suspensión de la operación del mismo".

 

La Primera Sala mencionó que llevando a cabo lo anterior, la autoridad debe emitir la resolución de impacto ambiental correspondiente, en la que se pronuncie sobre la existencia o no de una afectación a los derechos de disposición de agua de la comunidad Yaqui; y:

 

"Aunque el efecto del juicio de amparo no es que de inmediato se suspenda la operación del Acueducto Independencia, la autoridad responsable deberá hacerlo en cualquier momento, aun cuando no esté concluido el procedimiento de consulta, en caso de que se advierta que dicha operación llegue a causar un daño irreparable a la comunidad Yaqui" concluyó la Primera Sala.

 

Ahora la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, deberán realizar la consulta correspondiente, aunque se ve complicado que suspendan la operación del acueducto.

 

Mientras tanto los Yaquis han intensificado los bloqueos a la Carretera Federal México 15, a la altura del poblado de Vícam en Sonora, que llevan ya más de 70 días.

 

 

www.miabogadoenlinea.net