Ante los abusos de personal adscrito a la Tesorería del Gobierno del Distrito Federal, la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente, PRODECON, decidió presentar denuncia por la posible comisión de delitos por presuntamente prefabricar y alterar documentos para justificar la afectación a un contribuyente, siendo esta la primera vez que ejerce esa facultad.

 

En la denuncia que el organismo presentará el día de hoy se señala que personal de la Tesorería exhibió documentos que “contienen información inexacta, no veraz, y constancias aparentemente alteradas o falsificadas, que pudieran cambiar el sentido sobre algún acontecimiento o punto sustancial variando el contexto de las circunstancias y documentos, con la única pretensión de justificar las irregularidades y violación a derechos fundamentales”.

 

En el caso, un contribuyente, dueño de un expendio de pinturas, a mediados de agosto de 2011 recibió la visita de auditores de la Tesorería para una supuesta  revisión de su situación fiscal.

 

Los funcionarios levantaron un acta parcial y no volvieron sino hasta un año y medio después, el 22 de febrero de 2013, pero ya con la notificación de que tenía un adeudo 1.4 millones de pesos.

 

El contribuyente optó por presentar una queja ante la PRODECON al no haberse dado cumplimiento a las formalidades conforme a las cuales debe desarrollarse una visita domiciliaria, al determinarse créditos fiscales sin que previamente hubieran sido levantadas y notificadas la Última Acta Parcial y el Acta Final de la citada diligencia.

 

En un principio, al responder a la queja las autoridades del GDF reconocieron las irregularidades, pero después se trató de subsanarlas argumentando que las actas circunstanciadas se habían traspapelado en otro expediente.

 

Posteriormente las autoridades fiscales del Distrito Federal exhibieron las supuestas acta parcial y acta final correspondientes al caso, pero estos documentos a juicio de la PRODECON presentan “inexactitudes, incongruencias y falsedades que hacen presumir seriamente que tales documentales son apócrifas y sólo fueron fabricadas para exhibirlas” en el procedimiento”.

 

Sobre este caso la PRODECON presentó a la Subtesorera de Fiscalización de la Tesorería del Distrito Federal de la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Distrito Federal la recomendación 04/2013, para que se dejara sin efecto la resolución en la que se determinó el crédito fiscal y en virtud de los actos notoriamente irregulares que pudieran dar lugar a una responsabilidad penal y administrativa de los servidores públicos involucrados, se solicitó poner tales hechos en conocimiento de las autoridades competentes del Gobierno del Distrito Federal.

 

La Tesorería optó por rechazar la recomendación y pretende cobrar un adeudo derivado de un procedimiento que se basa en documentos que se presumen apócrifos, por lo que la PRODECON, en ejercicio de la facultad que le concede el artículo 5 fracción IX de su Ley Orgánica que le faculta para denunciar ante las autoridades competentes la posible comisión de delitos, así como de actos que puedan dar lugar a responsabilidad civil o administrativa de las autoridades fiscales federales,  ha decidido denunciar ante las autoridades competentes la posible comisión de delitos en este caso.

 

Esta es la primera vez que el Ombudsman del contribuyente advierte en un procedimiento de queja la manipulación de documentos para justificar actuaciones ilegales de autoridades fiscales.

 

 

Más información en proceso.com.mx

 

www.miabogadoenlinea.net