La Comisión Nacional de Derechos Humanos inició una investigación por presunta violaciones a derechos humanos en Huixtla, Chiapas en contra del Hospital Regional por remitir a una niña que nació de forma prematura a los siete meses y que fue enviada a la morgue aun con vida.

El médico encargado del parto no detectó signos vitales en la menor por lo que la dio por muerta y la niña fue enviada a la morgue. Horas después los responsables del servicio Médico Forense escucharon el llanto de la menor y, una vez que comprobaron que se encontraba con vida, fue trasladada al área de pediatría donde posteriormente la menor falleció.

La familia interpuso una denuncia por negligencia médica, pero la misma no ha sido atendida hasta el momento. Los directivos del hospital aducen que la madre tuvo una gestación complicada y que la mortalidad en los niños prematuros es alta.

 

Por su parte la Secretaría de Salud del estado se limita  a repetir el informe del Hospital Regional, pero hasta el momento no se ha iniciado una investigación formal de las autoridades de salud, por lo que las causas del fallecimiento de la bebé aun se desconocen.

 

 

www.miabogadoenlinea.net