La sinceridad de la Gobernadora de Yucatán resulta un ejemplo para muchos. 

 

En su discurso al inaugurar la VII Conferencia Iberoamericana de Justicia Constitucional, se declaró no como una estudiosa del Derecho, sino como una estudiante del Derecho.

 

Y es que ella se sigue preparando en el sistema de educación abierta para obtener su título de abogada porque anteriormente no había tenido la oportunidad de preparse en la educación formal.

 

Y por otro lado, encontramos a muchos funcionarios públicos que tienen título profesional, pero que con sus acciones aparentan que nunca fueron  a la Universidad.

 

Fuente El Universal  
www.miabogadoenlinea.net