El día de mañana se presentará una iniciativa para aumentar edad mínima para que los niños puedan trabajar de catorce a quince años, conforme al Convenio 138 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre la edad mínima de admisión al empleo, mismo que hasta el momento no ha sido ratificado por nuestro país.

 

La reforma sería al artículo 123, apartado A, fracción III, que actualmente prohíbe la utilización del trabajo de los menores de catorce años. El artículo 22 de la Ley Federal del Trabajo va más allá del precepto constitucional y prohíbe el trabajo de mayores de catorce y menores de dieciséis que no hayan terminado su educación obligatoria, salvo los casos de excepción que apruebe la autoridad correspondiente en que a su juicio haya compatibilidad entre los estudios y el trabajo.

 

Los países que ratifican el Convenio de la OIT se comprometen a seguir una política nacional que asegure la abolición efectiva del trabajo de los niños y eleve progresivamente la edad mínima de admisión al empleo o al trabajo a un nivel que haga posible el más completo desarrollo físico y mental de los menores.

 

Asimismo, el artículo 2, inciso 3 establece que la edad mínima no deberá ser inferior a la edad en que cesa la obligación escolar, o en todo caso, a quince años.

 

En México trabajan 3 millones 35 mil 466 personas de 5 a 17 años de edad, de los cuales 882 mil 778, es decir 30 por ciento, son menores de 14 años y 31 por ciento laboran más de 35 horas a la semana.

 

De los más de 3 millones que trabajan, 65 por ciento lo hacen en actividades agropecuarias, 20 por ciento en el sector terciario o de servicios y el restante 15 por ciento, en trabajos artesanales o industriales.

 

Este doce de junio es el Día Internacional del Trabajo Infantil, que estará enfocado al combate del trabajo doméstico realizado por menores.

 

 

Más información en el informador.com.mx

 

www.miabogadoenlinea.net