El pasado domingo, por un fuerte temporal un talud se desplomó sobre la carretera México-Querétaro a la altura del Km 70 + 400 en el tramo de Querétaro al Distrito Federal, atrapando a cinco vehículos, lo que provocó la muerte de siete personas y tres más quedaron lesionadas.

 

En las redes sociales se ha criticado al organismo Caminos y Puentes Federales de Ingresos y Servicios Conexos (CAPUFE) ya que un usuario aviso a la entidad en su cuenta de Twitter de un posible desgajamiento: “@CAPUFE entre el kilómetro 75 y 74 de la carretera Querétaro México está a punto de desgajarse tramo del cerro hacia el carril de baja”. El aviso fue enviado a las 2:29 y el desgajamiento se presentó después de las 18:30 del domingo.

 

En un primer momento el organismo informó que había recibido el reporte pero “las condiciones climáticas hicieron imposible el control del deslave”.

 

Finalmente el organismo afirma que sí atendió el aviso y que la zona fue inspeccionada, sin haberse encontrado indicios de grietas o riesgos, destacando además que la ubicación citada en el tuit es a cinco kilómetros del lugar donde ocurrió el deslave.

 

Para determinar si pudo haber existido alguna responsabilidad por omisión o negligencia respecto a la atención de este aviso sería necesario consultar la normatividad que regula el servicio que brinda la cuenta de @CAPUFE, pero esta normatividad o no existe o no está disponible en las páginas de CAPUFE, la Secretaria de Comunicaciones y Transportes (SCT) o el Portal de Obligaciones de Transparencia del gobierno federal.

 

La única conclusión que se puede llegar a través de esta páginas de Internet es que la cuenta de Twitter se ha creado para informar en tiempo real sobre incidentes en la red de carreteras federales, con el objetivo de agilizar su tránsito y que los automovilistas eviten los puntos conflictivos, denominada en general “Alerta Carretera” que incluye la página de Internet y aplicaciones para teléfonos móviles.

 

Por otra parte, en el documento denominado “Memoria documental sobre el número de información carretera 074” elaborado para dar a conocer el proceso para la puerta en marcha “funcionamiento y características del número de información carretera 074” explica que el número 074 es parte del Sistema de Atención a Usuarios de CAPUFE.

 

Con este sistema una central telefónica recibe los reportes de incidencias que se presentan en las carretera y activa la comunicación entre las distintas instancias que intervienen en el auxilio a los usuarios de las autopistas de CAPUFE, como la Policía Federal, los Ángeles Verdes y, en su caso, autoridades estatales y municipales. Así, el usuario recibe servicios, médico y de grúa e información sobre el estado de las carreteras.

 

En el documento se destaca que la cuenta @CAPUFE forma parte del Sistema de Atención a Usuarios, proporcionando información sobre el estado de las carreteras que se actualiza automáticamente con el sistema de incidencias alimentado por el 074. Esto pondría en duda por un lado que el aviso haya sido atendido y por el otro que pueda considerarse un medio de comunicación válido para reportar problemas en las carreteras.

 

Desde el 2012 se hizo evidente la falta de regulación respecto al uso de las redes sociales por parte del gobierno federal, cuando al resolver un recurso de revocación, el IFAI obligó a la Coordinación de Comunicación Social de la Presidencia a hacer públicos los protocolos internos que un área denominada Sistema Internet de Presidencia tenía en esos momentos  sobre Twitter para instituciones del gobierno federal y para funcionarios del gobierno federal existían en ese momento.

 

Esos lineamientos claramente establecían que el usuario de Twitter no debía esperar respuesta directa de los funcionarios a los mensajes dirigidos a ellos “puesto que existen mecanismos de vinculación previstos en los sitios web de las instituciones correspondientes”, por lo que sólo eran canales de divulgación. Se desconoce si en la actual administración este sea el criterio o si los lineamientos sigan vigentes.

 

Cuando las redes sociales dejan de ser un medio de divulgación y forman parte de un servicio a los ciudadanos, la regulación se convierte en una necesidad. En el caso del Sistema de Atención a Usuarios, además de definir procedimientos y responsabilidades, se debe poner orden en las cuentas de Twitter de CAPUFE, por que por lo menos existen además de @CAPUFE, doce cuentas adicionales relacionadas con distintos tramos carreteros.

 

La SCT anunció que investigará la actuación del personal de CAPUFE. La revisión estará a cargo del Órgano Interno de Control de la Secretaría, a petición de la Dirección General del organismo.

 

El titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, expuso que espera un dictamen en las próximas horas: "Si actuaron con diligencia, de inmediato, si fueron a ver esto y qué fue en determinado momento lo que verificaron". Toda actuación del estado debe estar debidamente fundada y motivada, si no existe una normatividad definida, difícilmente se podrá determinar una responsabilidad.

 

En entrevista radiofónica, el funcionario confirmó que la cuenta @CAPUFE se utiliza principalmente para informar, no para recibir avisos.

 

 

www.miabogadoenlinea.net