Como un eco del famoso caso Florence Cassez, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) decidió amparar en casos distintos a dos personas de nacionalidad extranjera, al estimar que se les negó su derecho a la asistencia consular.

 

Los ministros de la Corte consideraron que la asistencia consular es vital para asegurar la defensa adecuada de personas extrajeras privadas de la libertad con motivo de un procedimiento penal, debido a la falta de conocimiento del sistema jurídico en el que se ven inmersos, por lo que el negarla hace imposible la plena satisfacción del derecho a una defensa adecuada.

 

La Primera Sala resaltó que el artículo 36 de la Convención de Viena reconoce diversas prerrogativas a favor de las personas extranjeras detenidas, entre ellas, la de información, contacto, libre comunicación, asistencia jurídica y visitas consulares. Todas ellas integradas en lo que se conoce como derecho a la comunicación consular de las personas extranjeras detenidas.

 

Por lo que se actualiza la violación a este derecho humano cuando no exista constancia que acredite que se informó al imputado extranjero que cuenta con la mencionada asistencia consular, o bien, se observa que esto no se hizo con la oportunidad debida.

 

En uno de los casos, el quejoso fue sentenciado a 30 años de prisión por haber secuestrado en Zacatecas a un niño a quien mantuvo encerrado durante 6 días y lo liberó luego del pago del rescate. En esTe caso el amparo se otorgó para que se reponga el procedimiento judicial, sin necesidad de ordenar una inmediata y absoluta libertad del sentenciado.

 

 

www.miabogadoenlinea.net