Jacinta Francisco Marcial es la mujer otomí que en el año de 2008 fue condenada a 21 años de cárcel y a apagar una multa de dos mil días de salario mínimo, después de haber sido acusada, junto con otras dos mujeres, de haber secuestrado a seis agentes de la AFI cuando llevaban a cabo un operativo de levantamiento de discos pirata en el mercado de Santiago Mexquiquitlán en Querétaro.

 

Tras la sentencia y su consecuente apelación, el día de hoy se emite el comunicado de que el magistrado del Tribunal Unitario del Vigésimo Segundo Circuito repondrá el procedimiento porque encontró inconsistencias en las declaraciones de los policías, de los testigos y de la propia Jacinta, por lo que se deben aclarar dichas inconsistencia para conocer la verdad histórica y llegar a sí a la verdad legal.

 

El caso de Jacinta fue puesto en los reflectores públicos por el periodista Ricardo Rocha, lo cual, creamos con fervor, no fue el motivo por el cual el magistrado decidiera revisar el caso, sino que se trata de una decisión en aras de la justicia en México.

 

Y mientras se revisa el caso de Jacinta, nos podemos preguntar ¿qué pasó con Sebastiana?

 

Fuente Consejo de la Judicatura Federal

www.miabogadoenlinea.net