Después de más de un año de estar recorriendo oficinas administrativas y juzgados, la maestra Janet Griselda Gámez García logró que el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Nuevo León (Isssteleón) la afiliara. Para que esto sucediera, el caso de la maestra Gámez tuvo que llegar hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

 

En este caso el Isssteleón había negado el ingreso argumentando que las pruebas clínicas efectuadas como parte del trámite arrojaron que la educadora padece diabetes, lo que se considera una enfermedad preexistente que impide su incorporación.

 

La resolución de la Suprema Corte declara como inconstitucional la aplicación del Artículo 4 fracción V de la Ley del Isssteleón, que prevé que “no se considerarán sujetos de incorporación al régimen que establece la Ley los servidores públicos que… por resultado del examen médico practicado por el Instituto se determine su no incorporación". Esta disposición se incorporó a la ley desde 1993 y desde entonces la Institución no ha admitido a cientos de personas.

 

Actualmente todavía existen cuatro casos similares pendientes de resolución por parte de la Suprema Corte y de resolverse todos en el mismo sentido podría lograrse que el máximo tribunal decida la inconstitucionalidad de la norma, para que el poder legislativo del estado modifique la ley, o en caso contrario se emita una declaración general de inconstitucionalidad lo que permitiría que todos los afectados por esta disposición se vean beneficiados, incorporándose también al Isssteleón.

 

 

Más información en noticias.terra.com.mx

 

www.miabogadoenlinea.net