El día de ayer se publicaron reformas a la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal, que establecen la obligación de que los vehículos que circulen en caminos y puentes federales cuenten como mínimo con un seguro contra daños a terceros.

 

Aquel que conduzca un vehículo sin seguro, se hará acreedor a una  multa de veinte a cuarenta días de salario mínimo vigente en el Distrito Federal, es decir, de $1.295.00  a $2,590.00.

 

Sin embargo, si el infractor en un término de 45 días contrata y exhibe una póliza de seguro, la multa será cancelada.

 

El nuevo artículo 63 Bis de la ley establece que "todos los vehículos que transiten en vías, caminos y puentes federales deberán contar con un seguro que garantice a terceros los daños que pudieren ocasionarse en sus bienes y personas por la conducción del vehículo".

 

Asimismo prevé que la contratación del seguro será responsabilidad del propietario del vehículo y que por ningún motivo se les podrá obligar a que contraten el seguro con alguna institución de seguros en específico.

 

Este seguro no exime a los concesionarios de caminos y puentes ni a los que cuenten con permiso o autorización para prestar servicios de autotransporte de pasajeros, turismo o de carga a cumplir con las obligaciones de aseguramiento que prevé la Ley.

 

El decreto de reformas y adiciones incluye una disposición cuyo contenido es obvio, pero tal vez su finalidad fue evitar cualquier tipo de engaño a los conductores, por lo que se establece que a los propietarios que cuenten con un seguro del ramo de automóviles con mayor coberturas al seguro previsto en la ley no podrá impedirsele la circulación ni se le impondrá multa alguna.

 

Es importante destacar que esta obligación no entra en vigor de inmediato sino lo hará seis meses después de que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, oyendo la opinión de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas, publique en el Diario Oficial de la Federación las disposiciones administrativas que fijen los términos del contrato de seguro. Así que no te dejes sorprender.

 

 

www.miabogadoenlinea.net