El pasado 11 de mayo se publicó en los medios la noticia de que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) había condonado a Grupo Televisa casi tres mil millones de pesos derivados de un crédito fiscal por deducciones erróneas de pérdidas en el pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR) del ejercicio de 2005.

 

La decisión generó controversia y obligó al titular del SAT a explicar que esta condonación fue legal y se realizó conforme a las reglas del programa “Ponte al Corriente” previsto en el artículo tercero transitorio de la Ley de Ingresos de la Federación para 2013.

 

El día de ayer la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (PRODECON) se pronunció sobre el programa “Ponte al Corriente”, e indirectamente sobre este caso. PRODECON señala que el programa fue introducido por la comisión dictaminadora de la Cámara de Diputados y aprobado por el Congreso de la Unión.

 

A partir de la página 63 del Dictamen de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, aparece la consideración 25 en la que se señala que es procedente implementar un programa de condonación de créditos fiscales para que la autoridad pueda recuperar ingresos de forma inmediata y reducir costos en la administración tributaria.

 

Por otra parte, el organismo señala que ha apoyado a numerosos contribuyentes en el trámite de regularización de sus adeudos; la mayoría de ellos son muy pequeños: 51% con adeudos de menos de 20 mil pesos, 34% de entre 20 mil y 100 mil pesos; 11%, de 100 mil a 500 mil pesos y sólo, 2.78 % de más de 500 mil.

 

PRODECON considera preocupante que se estigmatice a los contribuyentes por el solo hecho de que se les haya determinado un adeudo o crédito. “Es preocupante el hecho de que en forma indiscriminada y sin juicio previo se considere evasor a cualquier contribuyente sobre el que pese un crédito simplemente porque se acoge a un programa de regularización votado por el Congreso y establecido en ley” afirma la Procuraduría.

 

Añadió que las autoridades fiscales emiten innumerables actos, pero ello no significa que sean válidos ya que la legislación fiscal es objeto de interpretación y la postura del SAT puede ser diversa a la del contribuyente. El Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa da la razón en 47% de los casos, en promedio, a los contribuyentes.

 

La Procuraduría aseguró que todos los pagadores de impuestos en México, sin importar su capacidad económica o el nivel de sus operaciones, tienen derechos fundamentales reconocidos en los artículos 1° y 31, fracción IV de la Constitución y en Tratados Internacionales. También destacó que el artículo 13 constitucional establece que no pueden existir leyes privativas, ya que en un Estado de Derecho, la generalidad es una prerrogativa fundamental del gobernado.

 

El programa entró en vigor a partir de la tercera semana de febrero y estará vigente hasta el 31 de mayo del presente año. Permite que quienes adeudan contribuciones del 2006 hacia atrás, reciban condonaciones hasta del 80% y sólo paguen el equivalente a 20% de su impuesto, mientras que aquellos deudores con multas o sanciones del 2007 en adelante, podrán eximir hasta el 100% de sus débitos.

 

Hasta el momento más de 36 mil contribuyentes se han acogido al programa "Ponte al Corriente" con una recaudación de más de 11 mil 300 millones, y una condonación aproximada de 50 mil millones de pesos, que abarca multas, recargos, actualizaciones y demás accesorios de las contribuciones.

 

 

www.miabogadoenlinea.net