Hace una semana el Subdirector de Gobernación del Municipio de Chihuahua, Javier Alberto Torres Cardona, había anunciado que sería necesario solicitar un permiso especial ante la Subdirección de Gobernación del Ayuntamiento para poder llevar serenata a las madres en su día.

 

También advirtió que inspectores de la Subdirección de Gobernación en conjunto con la Dirección de Seguridad Pública Municipal realizarían un operativo para verificar los permisos y quien no contará con el mismo sería arrestado.

 

Las protestas en redes sociales no se hicieron esperar y aunque supuestamente el permiso era gratuito, la inconformidad con la medida obligó al presidente municipal de Chihuahua, Marco Adán Quezada Martínez, a descartar esa medida.

 

“Respecto a la inquietud que existe por el permiso para llevar serenatas, no será necesario, sólo les pediría hacerlo con orden y respeto”, anunció el presidente municipal, calificando la medida de “innecesaria y poco práctica”.

 

Quezada Martínez sólo pidió a la ciudadanía que fuera cuidadosa durante la realización de las serenatas, evitar riñas y no manejar en estado de ebriedad para evitar tragedias durante la celebración.

 

Sobra decir que en el Reglamento de Policía y Buen Gobierno no existe ninguna disposición al respecto, por lo que la medida, además de "poco práctica" carecía de fundamento legal.

 

La medida que sí se aplicó, sin embargo, fue un operativo para verificar que no se vendan flores en los distintos cruceros de la ciudad, práctica que afecta al comercio establecido.

 

Esperemos que nadie haya sido sorprendido en la madrugada de este día.

 

 

Más información en eldiariodechihuahua.mx

 

www.miabogadoenlinea.net