En las próximas sesiones, la Suprema Corte de Justicia de la Nación discutirá las controversias constitucionales interpuestas por los municipios de Arroyo Seco, Querétaro; Asunción Ixtaltepec, Oaxaca, y Uriangato, Guanajuato, en contra de las reformas constitucionales aprobadas en 2009 por las legislaturas de esas entidades, que reconocen, protegen y garantizan el derecho a la vida desde el momento de la fecundación.

 

La primera controversia a discusión será en contra del artículo segundo de la Constitución queretana, que dispone que en “El estado de Querétaro reconoce, protege y garantiza el derecho a la vida de todo ser humano, desde el momento de la fecundación, como un bien jurídico tutelado y se le reputa como nacido para todos los efectos legales correspondientes, hasta la muerte”.

 

La legislación de Oaxaca, está redactada en términos semejantes, en tanto que la de Guanajuato añade que para efectos de la Constitución y las leyes locales “persona es todo ser humano desde su concepción hasta su muerte natural. El Estado le garantizará el pleno goce y ejercicio de todos sus derechos”.

 

Trascendió que los proyectos de dictamen dan la razón a los municipios que consideran que las normas impugnadas invaden su esfera de competencia en materia de salud, salud reproductiva y de igualdad. Además, estos artículos de las constituciones locales les impiden aplicar la norma oficial mexicana 046 sobre violencia familiar, sexual y contra las mujeres, que obliga al personal del sistema de salud a proporcionar métodos anticonceptivos de emergencia informar sobre las opciones para interrumpir un embarazo en caso de violación.

 

En 2011, la Corte resolvió dos acciones de inconstitucionalidad, presentadas en contra de disposiciones antiaborto de Baja California y San Luis Potosí, las cuales fueron desechadas al no contar con los votos suficientes para declarar la invalidez de las normas.

 

En estos casos se requiere de una mayoría simple de seis votos para que las leyes referidas no se apliquen en esos municipios.

 

 

Más información en vanguardia.com.mx