A mediados del año pasado entró en vigor la reforma política que permite en nuestro país las candidaturas independientes, al haberse reformado, entre otras disposiciones, la fracción II del artículo 35 de la Constitución Política que establece el derecho de los ciudadanos para solicitar de manera independiente el registro como candidato a un puesto de elección popular.

 

Ayer la Cámara de Diputados aprobó complementar esta reforma con una modificación al artículo 116 para establecer las bases legales para la existencia y regulación en la ley electoral local de las candidaturas independientes a todos los cargos de elección popular.

 

Así, al artículo 116 que establece las bases mínimas para la organización de los estados, se incluye un inciso o) para que las constituciones de los estados y las leyes electorales locales fijen las bases y requisitos, para que en las elecciones, los ciudadanos soliciten su registro para poder ser votados en forma independiente a todos los cargos de elección popular.

 

El asunto ahora pasa al Senado para su discusión y aprobación en su caso.

 

Aunque en la exposición de motivos de esta reforma se destaca la necesidad de la misma para que las entidades de la República puedan legislar respecto a las candidaturas independientes, esto no ha sido impedimento para que en entidades como Zacatecas o Quintana Roo ya estén previstas en la legislación local estas candidaturas independientes.

 

Inclusive, para las próximas elecciones a realizarse en catorce estados, el Instituto Federal Electoral publicó las bases de operación que deberán ser consideradas por las autoridades electorales en las entidades que reconozcan la figura de candidatos independientes para poder darles acceso a radio y televisión durante las campañas.

 

En adición a lo anterior, al haber discutido el mes pasado la constitucionalidad de la Ley electoral de Quintana Roo, la Suprema Corte Cada de Justicia de la Nación estableció que cada “entidad federativa está en su derecho de regular las candidaturas independientes, e incluso decidir que en cada elección haya sólo un candidato ciudadano que compita con los representantes de los partidos políticos”.

 

 

www.miabogadoenlinea.net