En el mes de marzo en la Delegación Cuauhtémoc del Distrito Federal se generaron más de siete toneladas de heces caninas, por lo que se ha puesto en marcha un operativo para aplicar la ley de Cultura Cívica del Distrito Federal.

 

El artículo 26 de este ordenamiento establece que son infracciones contra el entorno urbano de la Ciudad de México abstenerse de recoger de vías o lugares públicos las heces fecales de un animal de su propiedad o bajo su custodia.

 

Estas infracciones se sancionarán con multas de 11 a 20 días de salario mínimo o con arresto de 13 a 24 horas.

 

A partir del fin de semana pasado la delegación reforzó la vigilancia en los espacios públicos, especialmente en los parques en los que existe una gran concentración canina.

 

Para este operativo se destinarán 100 policías que vigilarán que los ciudadanos cumplan con las responsabilidades que la Ley de Cultura Cívica les impone y concientizar a los dueños de mascotas sobre el cuidado responsable de los animales

 

También constituye una infracción contra la seguridad ciudadana conforme al artículo  25 permitir el propietario o poseedor de un animal que éste transite libremente, o transitar con él sin adoptar las medidas de seguridad necesarias, de acuerdo con las características particulares del animal, para prevenir posibles ataques a otras personas o animales, así como azuzarlo, o no contenerlo

 

La ley faculta a los policías para detener a la persona responsable y presentarlo ante un juez cívico cuando presencien la comisión de la infracción, y cuando sean informados de la comisión de una infracción inmediatamente después de que hubiese sido realizada.

 

Esta ley esta vigente no sólo en la Delegación Cuauhtemoc, sino en todo el Distrito Federal, sin embargo, pocas faltas son sancionadas o atendidas por la policía, en perjuicio de la sociedad, como es el caso del graffiti que actualmente plaga cada rincón de esa entidad.

 

 

www.miabogadoenlinea.net