La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró inconstitucional el párrafo segundo del artículo 160 y 175, primero y segundo párrafos de la Ley del Impuesto Sobre la Renta por que violan los principios constitucionales de proporcionalidad y equidad.

 

La Corte sostuvo que el impuesto que deben pagar los pequeños ahorradores que únicamente obtienen ingresos anuales por intereses inferiores a 100 mil pesos resulta desproporcional a su realidad económica, porque no toma en cuenta los efectos de la inflación.

 

Estos ahorradores no  tienen derecho a formular ninguna clase de deducción, acreditamiento, exención o algún otro mecanismo similar lo cual también resulta inequitativo, comparados con quienes obtienen al año ingresos superiores a 100 mil pesos por concepto de intereses, que si tienen derecho a estos beneficios.

 

El caso fue promovido por la  Procuraduría de la Defensa del Contribuyente que señala que son numerosos los casos en que personas obtienen este tipo de ingresos,  principalmente de un sector vulnerable, como es el caso de personas de la tercera edad.

 

Ellos han invertido los ahorros de su vida, dice la PRODECON con la finalidad de subsistir con los recursos generados por dicha inversión, pero al ser grabados sin poder hacer algún tipo de deducción como gastos médicos y hospitalarios ven afectados su derecho al mínimo vital y su derecho a una vida digna.

 

Los beneficios de esta sentencia son limitados, ya que las disposiciones fueron reformadas y en el caso del segundo párrafo del artículo 175, derogado.

 

Más información en prodecon.gob.mx

 

www.miabogadoenlinea.net