El pasado miércoles la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ordenó la inmediata liberación de 15 personas acusadas de haber participado en la matanza de Acteal “en virtud de que las pruebas mediante las cuales se les condenó tienen el carácter de ilícitas, decretando el reconocimiento de inocencia promovido por su defensa.

 

Así, son ya 53 las personas que han sido liberadas en relación con el caso Acteal desde agosto de 2009 cuando salieron los primeros 20 que fueron encarcelados por la fabricación de pruebas, testigos inducidos y violaciones a su derecho al debido proceso, quedando en prisión sólo dos personas que confesaron haber participado en los hechos.

 

A las personas que fueron liberadas se les condenó por la comisión de delitos de homicidio y lesiones calificadas así como por portación de armas de fuego sin licencia y portación de arma de fuego de uso exclusivo de las fuerzas armadas.

 

El reconocimiento de inocencia se actualizó a partir de que documentos públicos que invalidaron las pruebas, por lo que los ministros llegaron a la conclusión de que al tomarse en cuenta probanzas ilícitas para condenarlos, se violaron sus derechos constitucionales al debido proceso, cuestión suficiente para declarar su inmediata libertad.

 

Una de las pruebas ilícitas consistieron en las declaraciones emitidas por diversas personas, después de habérseles mostrado un álbum fotográfico en el que aparecía la fotografía de los quejosos y, consecuentemente, se les señaló como autores materiales de los hechos ocurridos en Acteal.

 

Otras de las pruebas ofrecidas por la fiscalía fueron dos armas y tres casquillos de bala.

 

A pesar de que se reconoce su inocencia por la Suprema Corte, estas personas, al igual que las demás que han sido liberadas no pueden regresar a su lugar de origen, y presuntamente firmarán un acuerdo en Tuxtla Gutierrez, Chiapas, cuya legalidad es cuestionable, para permanecer fuera del municipio de Chenalhó, donse se encuentra Acteal, para evitar nuevos conflictos en la zona.

 

Después de 16 años, las víctimas de Acteal y sus familiares aun no han recibido justicia.

 

 

www.miabogadoenlinea.net