El Congreso del estado de Coahuila analizará una iniciativa para modificar el Código Civil y el Código Procesal Civil de la entidad, introduciendo una definición de matrimonio que no discrimine a las parejas de un mismo sexo.

 

De aprobarse esta iniciativa, el artículo 253 del Código Civil establecería que: “El matrimonio es un contrato, que tiene como objeto la unión libre entre dos personas para realizar la comunidad de vida, en donde ambos se procuren respeto, igualdad y ayuda mutua, con la posibilidad de procrear hijos de manera libre, responsable e informada”. Asimismo, se elimina toda referencia en el Código relativa a que el matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer.

 

Esta reforma permitiría la unión entre personas del mismo sexo, otorgándole los mismos derechos y obligaciones que a las uniones celebradas entre personas heterosexuales, incluyendo el poder adoptar.

 

Sin embargo, la reforma no aborda el tema de la filiación que resulta del nacimiento y de la filiación resultante de la fecundación humana asistida, en donde los supuestos que se abordan claramente se refieren a la relación entre hombre y mujer.

 

Los promotores de la reforma aseguran que con la misma “las parejas del mismo sexo alcanzan toda la protección del Infonavit, ISSSTE, IMSS, prestaciones, indemnizaciones, pensión”, pero olvidan las parejas del mismo sexo únicamente han podido afiliar a su cónyuge  a través de juicios de amparo y esto no va a cambiar hasta que se aprueben las modificaciones a la Ley del Seguro Social y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado que reconocen el derecho a la salud de las parejas homosexuales.

 

Desde el 2010 están circulando estas reformas en el Congreso de la Unión. Ya fueron aprobadas en noviembre de 2010 por la Cámara de Diputados, pero la Cámara de Senadores hizo modificaciones en noviembre de 2011 que se encuentran pendientes de aprobación por parte de los Diputados de la actual legislatura para que puedan convertirse en ley vigente.

 

El estado de Coahuila ha vivido el mismo proceso que el Distrito Federal para reconocer los derechos de las parejas del mismo sexo: en 2007 incorporó a su Código Civil el Pacto Civil de Solidaridad y cinco años después se están promoviendo las modificaciones al matrimonio.

 

Algunos medios afirman que Coahuila sería el tercer estado en reconocer los matrimonios entres personas del mismo sexo, citando a Oaxaca como la segunda entidad.

 

Esto es falso ya que el artículo 143 de esa entidad continúa estableciendo que “el matrimonio es un contrato civil celebrado entre un solo hombre y una sola mujer…”. Sin embargo esta disposición fue declarada inconstitucional por la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, lo que permitió que las tres parejas del mismo sexo que promovieron diversos amparos, pudiera registrar su matrimonio, pero el texto sigue vigente.

 

 

www.miabogadoenlinea.net