La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que el aumento de las tarifas del transporte público sí son impugnables a través del juicio de amparo.

 

La sentencia se dictó al revisar el amparo promovido por un ciudadano en contra  de los aumentos de la tarifa del transporte público en el Estado de Jalisco autorizadas por la Comisión de Tarifas del Transporte en 2012 y que pasaron de seis pesos por persona a 6.50 en el interior del estado, a siete pesos en la zona metropolitana y en Puerto Vallarta a 7.50 por pasajero.

 

El amparo se había negado por un tribunal federal al considerar que el quejoso no tenía interés jurídico para impugnar el incremento de las tarifas.

 

La Segunda Sala estableció que esas demandas no pueden ser desechadas sin estudiar el fondo del asunto, por lo que el juez de la causa debe darle entrada a la queja para analizarla y será en ese momento cuando se defina si estaban legitimados jurídicamente o no para ampararse en contra de la citada alza.

 

Los ministros señalaron que el juez que conoció inicialmente de la demanda actuó erróneamente al no admitir la solicitud de amparo sin demostrar que hubiera una causa “manifiesta e indudable” para declarar la improcedencia de la demanda, limitándose a negarla por falta de interés jurídico.

 

En otros  estados de la República como Morelos también han existido conflictos por los aumentos a las tarifas de transporte, ya que para la ciudadanía el precio no tiene relación con la calidad de los servicios que se brindan, sin embargo no todos los juicios han prosperado.

 

Una vez que se publique la nueva ley de amparo, es posible que esta situación cambie ya que se incluye al interés legítimo el colectivo como medio de legitimación activa para promover el juicio de garantías y rompe finalmente con el limitado concepto de interés jurídico.

 

 

www.miabogadoenlinea.net