El pasado 12 de noviembre entraron en vigor las disposiciones de la nueva Ley de Migración y su Reglamento, que establecieron nuevas reglas para el ingreso y salida de mexicanos y extranjeros y la estadía de estos últimos en México.

 

La implementación de esta nueva normatividad ha traído problemas especialmente respecto a las disposiciones aplicables a menores.

 

En el caso las niñas, niños y adolescentes que pretenden salir del país, de conformidad con el artículo 49 de la Ley de Migración, deberán ir acompañados de alguna de las personas que ejerzan sobre ellos la patria potestad o la tutela y cumpliendo los requisitos de la legislación Civil.

 

En el caso de que vayan acompañados por un tercero mayor de edad o viajen solos, se deberá presentar el pasaporte y el documento en el que conste la autorización de quiénes ejerzan la patria potestad o la tutela, ante fedatario público o por las autoridades que tengan facultades para ello. Esta última disposición también es aplicable en el caso de niñas, niños y adolescentes extranjeros que pretendan ingresar al país.

 

La obligación de poseer este documento se exentará únicamente a los menores mexicanos que viajen solos y que vayan a ser repatriados a México.

 

Esta disposición es en línea con el artículo 421 del Código Civil Federal que prevé que mientras los hijos estén sujetos a la patria potestad, no podrá dejar la casa de los que la ejercen, sin permiso de ellos o decreto de la autoridad competente.

 

La medida se implementó a partir del 12 de noviembre, fecha en que entró en vigor la parte correspondiente de la ley y el reglamento, y menores que pretendían salir del país solos o con algún pariente o acompañante, en algunos casos no pudieron hacerlo porque no contaban con la carta de autorización.

 

Incluso hubo casos de menores que estaban en tránsito y que viajaban para ingresar al país y fueron retenidos al no contar con esa carta.

 

Y es que las líneas áreas aplicaron al pie de la letra la normatividad, ya que el reglamento les impide transportar a menores que viajen sin cumplir estas disposiciones, ya que en caso contrario se hace acreedoras a multas que van los $64,760.00 a los $647,600.00.

 

Como la problemática se presentó en la época de vacaciones a consecuencia de la nula difusión que se hizo sobre el tema y la falta de capacitación del personal de las líneas áreas como de migración, la Cámara Nacional de Aerotransportes celebró un convenio con el Instituto Nacional de Migración para suspender la aplicación de la disposición hasta el 16 de febrero del presente año.

 

Asimismo, las autoridades estandarizaron los requisitos de la carta de autorización, estableciendo que debe incluir el nombre del menor; nacionalidad; fecha de nacimiento; en su caso, nombre de la persona mayor de edad que acompaña al menor; periodo por el que se autoriza la salida del menor, indicando día, mes y año de la salida y el regreso; nombre y firma del padre y de la madre o del tutor; datos de la identificación oficial de los padres o el tutor y sello del fedatario público.

 

Después del 16 de febrero la medida volverá a ser exigible y hasta el momento no se ha visto alguna campaña de difusión sobre la misma y el próximo periodo vacacional será en diez semanas.

 

Los problemas con las nuevas disposiciones también alcanzan a trabajadores extranjeros como los futbolistas. Con las disposiciones anteriores los trabajadores ingresaban como turistas a nuestro país y posteriormente tramitaban su visa como trabajadores ya estando en el país, sin embargo la nueva Ley de Inmigración establece en el artículo 40 que para ingresar al país esta clase de visitantes deberán contar con visa de visitante con permiso para realizar actividades remuneradas o de residente temporal.

 

Equipos como el Cruz Azul, Querétaro, Santos o el Atlas tienen problemas con sus jugadores extranjeros ya que su estancia no cumple con los requisitos legales por lo que no pueden jugar.

 

El caso más grave es el del jugador argentino Mauro Matos, que venía a jugar con el San Luis, pero fue deportado a Argentina al intentar ingresar al país pues no contaban con el contrato de trabajo que acreditará su relación de trabajo con el equipo.

 

La ley prevé para facilitar el ingreso que la persona física o moral que extienda oferta de empleo a favor de una persona extranjera puede presentar ante el Instituto Nacional de Migración una solicitud de autorización de visa por oferta de empleo a favor de ésta persona.

 

Estos y otro tipo de problemas deberán ser resueltos cuando la Secretaría de Gobernación y la Secretaría de Relaciones Exteriores emitan los lineamientos de carácter general sobre la materia, pero no se ve que esto vaya a suceder en el corto plazo.

 

 

www.miabogadoenlinea.net