La actriz Michelle Vieth Paetau está viviendo desde diciembre de 2010 un difícil proceso de separación de su pareja Leandro Ampudia Rovirosa, a causa de un problema de ludopatía de este último que distanció a la pareja.

 

Como en la mayoría de los procesos las partes están en disputa por la pensión alimenticia y la custodia de sus hijos de 11 y 5 años. La semana pasada trascendió en los medios que las autoridades de Estados Unidos le habían concedido a Ampudia la custodia de los niños, pero la decisión que emitieron las autoridades norteamericanas es distinta y se dió en el marco de la Convención de la Haya sobre Sustracción Internacional de Niños.

 

En el caso, Michelle Vieth presentó en mayo 3 de 2011 una demanda de pérdida de patria potestad en contra de Leandro Ampudia por el incumplimiento de la obligación alimentaria por más de 90 días, sin causa justificada. Vieth solicitó además el pago de una pensión alimenticia por $176,828.00. La obligación de proporcionar alimentos, se refiere a todos los elementos materiales que necesita una persona para vivir y que incluyen lo siguiente: comida, vestido, casa, asistencia en caso de enfermedad, educación a los hijos, entre otros.

 

El 1 junio de 2011 Vieth viajó a Houston, Texas, en Estados Unidos, con sus hijos para fijar su residencia en aquella ciudad, inclusive los niños empezaron a asistir a la escuela. Aparentemente de forma intencional Vieth se llevó el pasaporte y visa de Ampudia por lo que éste no podía viajar a Estados Unidos hasta no reponer sus documentos legales.

 

En octubre de 2012 ella regresó a México para trabajar en la telenovela de TV Azteca “La Otra Cara del Alma”, pero sus hijos se quedaron en Houston con familiares y amigos y los días que ella no tenía grabación regresaba a Estados Unidos.

 

Al no haber concluido a la fecha el juicio de pérdida de patria potestad, legalmente Leandro Ampudia aún tiene derechos sobre sus hijos, teniendo en todo caso Vieth por el momento la guarda y custodia provisional. La patria potestad la podemos definir como la autoridad que tienen los padres para ejercer sus obligaciones como padres en cuanto a la asistencia, protección y cuidado de sus hijos menores de edad no emancipados.

 

Se trata de una autoridad para cumplir obligaciones. Así, independientemente del aspecto moral, legalmente la entendemos como la facultad para educar y criar a los hijos, corrigiéndolos cuando sea necesario y dando un buen ejemplo como conducta a seguir. 

 

Así, para que los niños regresaran a México, Ampudia promovió una acción civil ante un Tribunal de Distrito en Houston, Texas, solicitando la aplicación de la Convención de la Haya sobre Sustracción Internacional de Niños.

 

La finalidad de la Convención es garantizar la restitución inmediata de los menores trasladados o retenidos de manera ilícita en cualquier Estado contratante y velar por que los derechos de custodia y de visita vigentes en uno de los Estados contratantes se respeten en los demás Estados contratantes.

 

Para efectos de la Convención el "derecho de custodia" comprende el derecho relativo al cuidado de la persona del menor y, en particular, el de decidir sobre su lugar de residencia.

 

Al aplicar la Convención las autoridades de cada país proporcionan asistencia para la localización del niño, e iniciar el procedimiento para su restitución a su lugar de residencia habitual,  haciendo todos los arreglos administrativos necesarios para garantizar su restitución sin peligro.

 

Ampudia logró probar ante las autoridades norteamericanas que el lugar de residencia habitual de los niños era México y que Vieth los había sustraído ilegalmente en violación a su derecho de custodia bajo las leyes de México, que forman parte del ejercicio de la patria potestad que aun conserva.

 

La actriz no pudo probar ninguna de las excepciones previstas en la Convención, incluyendo que el regreso de los niños a México implicaba un grave riesgo físico o psicológico para ellos o que habían quedado integrados a su nuevo ambiente, por lo que el tribunal ordenó que los niños fueran restituidos a México al ser este su lugar habitual de residencia.

 

Además, el tribunal estableció que cualquier disputa sobre la custodia de los niños deberá ser resuelta por las autoridades mexicanas.

 

Ahora Vieth deberá recuperar en México la guarda y custodia de sus hijos.

 

www.miabogadoenlinea.net