El día de ayer venció el plazo para que la Cámara de Diputados presentara ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación la controversia constitucional en contra de las modificaciones al Reglamento de la Ley Federal de Juegos y Sorteos publicado el 19 de octubre pasado.

 

Desde el punto de vista de la Cámara de Diputados el Ejecutivo se excedió en su facultad reglamentaria e invadió la esfera de competencia de la Cámara de Diputados al autorizar la operación de máquinas tragamonedas, en violación al artículo 2 de La ley Federal de Juegos y Sorteos que no autoriza de manera expresa o tácita la inclusión u operación de este tipo de máquinas. Es de destacar que la Ley data de 1947.

 

Por otra parte la Cámara de Diputados señala que aunque el reglamento autoriza la operación de máquinas tragamonedas, el ejecutivo omitió establecer disposiciones adicionales que regulen adecuadamente el uso de estos apartos.

 

Concluyen destacando que independientemente de que el Reglamento va más allá de lo previsto en la Ley, el ordenamiento limita los derechos de los ciudadanos en la medida en que sólo se autoriza la operación de máquinas tragamonedas a permisionarios u operadores autorizados previamente por la Secretaría de Gobernación.

 

El Reglamento originalmente establecía, antes de las modificaciones, que operar máquinas tragamonedas no era objeto de autorización pero ahora prohíbe expresamente las máquinas tragamonedas en cualquiera de sus modalidades, salvo las que cuenten con el permiso de la Secretaría de Gobernación.

 

Cuando el Reglamento se público, la Secretaría de Gobernación afirmó que con las modificaciones pretendían frenar el crecimiento ilegal de las máquinas tragamonedas que operan en farmacias, tiendas de abarrotes y otros establecimientos mercantiles.

 

Por su parte la Asociación de Permisionarios, Operadores y Proveedores de la Industria del Entretenimiento y Juego de Apuesta en México (AIEJA) buscarán que se modificque la Ley Federal de Juegos y Sorteos para regular con claridad y precisión el juego de Internet, las mesas de juego en vivo por televisión y apuestas de futbol soccer, americano y carreras de caballos.

 

Esta sería la segunda vez que el Congreso presenta una controversia constitucional en contra del Reglamento de la Ley Federal de Juegos y Sorteos. La primera fue cuando se publicó por primera vez el reglamento en 2004, proceso que tardó 3 años en resolverse.

 

 

www.miabogadoenlinea.net