Al resolver la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación la contradicción de tesis 318/2012, determinó que el amparo adhesivo debe admitirse y tramitarse con independencia de que no exista la ley secundaria que determine la forma, términos y requisitos en que deba promoverse.

 

La contradicción tuvo su origen en los criterios encontrados que sostenían dos tribunales colegiados que estaban en desacuerdo respecto a si es posible o no promover amparo adhesivo, en términos de la reforma al artículo 107, fracción III, inciso a), párrafo segundo de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

 

Los ministros señalaron que la inexistencia de un ordenamiento legal que precise la forma, términos y requisitos en que deberá promoverse el amparo adhesivo, no impide que pueda presentarse y tramitarse, pues los Tribunales Colegiados de Circuito están en posibilidad de aplicar directamente las disposiciones constitucionales en vigor, así como las disposiciones de la Ley de Amparo y del Código Federal de Procedimientos Civiles, de aplicación supletoria a dicho ordenamiento legal, interpretándolas a la luz del texto constitucional.

 

La Primera Sala considera que no admitir y tramitar un amparo adhesivo implicaría desconocer la existencia de la garantía de acceso a la justicia, conforme a la cual toda persona tiene derecho a que se le administre justicia por los tribunales que estarán expeditos para impartirla en los plazos y términos que fijen las leyes, hasta en tanto no se expida la ley correspondiente.

 

El párrafo segundo del inciso a), fracción III del artículo 107, fracción III, inciso a), establece que  “La parte que haya obtenido sentencia favorable y la que tenga interés jurídico en que subsista el acto reclamado, podrá presentar amparo en forma adhesiva al que promueva cualquiera de las partes que intervinieron en el juicio del que emana el acto reclamado. La ley determinará la forma y términos en que deberá promoverse”. 

 

Con esta figura se pretende que en un solo juicio de amparo se decidan todos los planteamientos o violaciones procesales, oyendo para ello a la parte favorecida por la sentencia o que tiene interés en que subsista el acto reclamado, evitando además que se promuevan diversos juicios de amparo por las distintas violaciones procesales que se presenten.

 

Hace 421 días que la nueva ley de amparo, que deberá regular entre otros aspectos el amparo adhesivo, debió ser publicada, pero aun no es aprobada por la Cámara de Diputados.

 

 

www.miabogadoenlinea.net