En estos momentos, miles de pensionados están realizando un trámite para recuperar sus aportaciones a la Subcuenta de Vivienda 97. Para muchos este proceso ha sido largo y tortuoso, con procesos legales de por medio, y otros pensionados, tal vez, hasta hace unos días no sabían de este beneficio y algunos aun lo ignoran.

 

La Subcuenta de Vivienda 97 nació a partir de la nueva Ley del Seguro Social publicada en 1995 que crea las Administradoras de Fondos para el Retiro (AFORE), que sustituyó al Sistema de Ahorro para el Retiro establecido en 1992, que a su vez vino a remplazar el régimen de pensiones administradas por el Instituto Mexicano del Seguro Social de la ley promulgada en 1973.

 

El artículo 159 de la Ley del Seguro Social de 95 establece que la cuenta individual que administran las AFORE se integrará por las subcuentas: de retiro, cesantía en edad avanzada y vejez; aportaciones voluntarias y la subcuenta de vivienda.

 

Los recursos de la subcuenta de vivienda son entregados por las AFORE al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores para su administración, y conforme a las reformas a la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores de 1997 (Ley  INFONAVIT) esas aportaciones son patrimonio de los trabajadores.

 

Pero a pesar de que se estableció en la ley que las aportaciones a la subcuenta de vivienda eran patrimonio de los trabajadores, el  artículo octavo transitorio del decreto de reformas de 1997 implantó una contradicción: el trabajador al retirarse recibirían en una sola exhibición los fondos acumulados hasta el tercer bimestre de 1997 y sus rendimientos, pero las aportaciones realizadas a partir del cuarto bimestre de 1997 serían utilizadas para financiar su pensión.

 

En consecuencia, aquellos que se pensionaron a partir del 1 de julio de 1997 con la ley del seguro social del 73, no recibieron esos recursos.

 

Después de nueve años de procesos judiciales y diversos juicios de amparo, en 2006 la Suprema Corte de Justicia de de la Nación declaró inconstitucional este artículo octavo transitorio al considerar que las aportaciones de vivienda no podían destinarse al financiamiento de las pensiones, salvo que existiese consentimiento expreso del propio trabajador, ya que este precepto le da un destino a los recursos diferente al que constitucionalmente debe dársele.

 

Este criterio abrió  la posibilidad de recuperar las aportaciones de vivienda correspondientes a partir del cuarto bimestre de 1997, pero la oportunidad de recuperar las aportaciones de la subcuenta de vivienda sólo se abrió para aquellos que hubiesen promovido un juicio de amparo en contra del artículo octavo constitucional.

 

Después de más procesos judiciales y juicios de amparo, en 2011 la Corte emitió nuevos criterios para que aquellos que no hubiesen promovido esa inconstitucionalidad pudieran reclamar estos recursos a partir de la negativa de entregarlos por parte del INFONAVIT.

 

A los finales de ese mismo año el Congreso de la Unión aprobó reformas a la Ley INFONAVIT, publicadas en enero de 2012,  que incluyeron cambios al artículo octavo transitorio para que los recursos de la subcuenta 97 fueran devueltos a todos los pensionados que tuviesen ese derecho. Las reglas para que esos recursos fuesen devueltos se publicaron seis meses después.

 

Con base a estas reglas el INFONAVIT afirma haber entregado en forma automática los recursos de la subcuenta de vivienda 97 a 290 mil 669 jubilados con un saldo menor a 10 mil pesos que nunca solicitaron la devolución o con fallo en contra.

 

Pero este tortuoso proceso para recuperar la subcuenta de vivienda 97, para algunos pensionados aun no concluye.

 

Existen casos en los que el INFONAVIT debió entregar automáticamente los recursos al pensionado y a la fecha no la ha hecho. Al buscar el pensionado información se encuentra con que los únicos canales de comunicación que tienen abiertos para el tema el INFONAVIT son su página de Internet o el INFONATEL.

 

En la página de Internet el pensionado no encuentra ningún área en donde pueda consultar la situación de su pago o solicitar información sobre el mismo. Al marcar al INFONATEL se encuentra con una serie de grabaciones que terminan llevándolo al menú inicial sin poder hacer contacto con un ser humano que los atienda y resuelva sus dudas. Estos pensionados están desesperados porque no han podido tener acceso a esos recursos y siguen teniendo necesidades que no han podido satisfacer.

 

Es de reconocerse el esfuerzo que ha hecho el INFONAVIT para automatizar y agilizar los pagos aprovechando la tecnología, pero ha soslayado que en varios casos está tratando con una generación a la que le es ajeno el uso de la tecnología y que esta acostumbrada a tratar con personas, con la necesidad de canales distintos de comunicación.

 

Según las disposiciones para la entrega de los recursos de la Subcuenta de Vivienda 97, el INFONAVIT terminará de pagarlos en junio del 2013, pero para aquellos que tengan problemas con su pago, el viacrucis de más de quince años no terminará ahí.

 

 

www.miabogadoenlinea.net