El pasado viernes el registro Civil del Distrito Federal expidió la primera acta de nacimiento de un niño con dos madres, pero el obtenerla no fue fácil.

 

Aunque el hijo es biológico, producto de la inseminación artificial de una de ellas, para registrarla les dijeron que se tenían que casar primero, después que no era posible hacer el registro porque en las actas se hace constar el nombre del padre y la madre y no existe espacio para dos madres.

 

La pareja acudió a la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, quien a través de  una solicitud de colaboración de la Tercera Visitaduría General al director general de Registro Civil del DF, señalando que “el Código Civil del Distrito Federal otorga al matrimonio celebrado entre personas del mismo sexo la misma gama de derechos que al matrimonio celebrado entre personas heterosexuales, por lo que impedir o entorpecer el ejercicio de los derechos derivados de este acto jurídico, lesionaría, además del derecho a la igualdad y no discriminación, la dignidad de la persona”.

 

Previo análisis, el Director del Registro Civil accedió al registro, pero para ello se creó un formato especial de solicitud de registro de acta de nacimiento que a diferencia de las solicitudes comunes, en el apartado donde dice “Datos de los Padres… nombre del Padre… Nombre de la Madre…” dice “Datos de las Madres …Nombre… Nombre…”.

 

Con esta modificación al formato de solicitud original el problema quedo salvado, pero la problemática aun existe en el caso de que se presenten otros supuestos como este.

 

El 29 de diciembre de 2009 se publicó en el Diario Oficial de la Federación las reformas al Código Civil del Distrito Federal y en marzo de 2010 entraron en vigor, permitiendo a partir de esa fecha las uniones de personas del mismo sexo con las consecuencias legales que ello implica.

 

En marzo del 2010 el gobierno del Distrito Federal debió realizar las modificaciones jurídico administrativas que esta reforma implicaba, sin embargo a más de dos años de distancia aun no han realizado las modificaciones necesarias.

 

El Distrito Federal se ha querido distinguir como una ciudad de vanguardia, sin prejuicios y de mente abierta, pero si no se cubren todas sus consecuencias legales que las reforma de este tipo implican, se convierten en reformas parciales o inacabadas.

 

 

Más información Milenio

 

www.miabogadoenlinea.net