A partir de este mes los establecimientos comerciales con música serán inspeccionados por las autoridades del ayuntamiento de Guadalajara, Jalisco, con un sonómetro a fin de que no violen los niveles de ruido autorizados en la Norma Oficial Mexicana NOM-081-Semarnat- 1994.

 

Lo anterior con base en la modificación al artículo 15 del Reglamento para el Funcionamiento de Giros Comerciales, Industriales y de Prestación de Servicios de Guadalajara, que prohíbe a los titulares de las licencias y permisos que expide el Gobierno municipal  "causar ruidos que excedan los 68 dB (decibeles) del horario que comprende de las 06:00 a las 22:00 horas, y de 65 dB en el horario que comprende de las 22:00 a las 06:00 horas. La medición de niveles de decibeles se realizará de conformidad con lo que establece la Norma Oficial Mexicana NOM-081-SEMARNAT-1994; así como trepidaciones, producir malos olores o sustancias contaminantes”.

 

Anteriormente el reglamento no incluía una disposición expresa sobre la forma de medir el ruido y los parámetros que se consideran aceptables ya que sólo hacía referencia a “causar ruidos”, por lo que al ser sancionados, los comercios podían combatir las multas al carecer las sanciones de la debida fundamentación.

 

La NOM-081-SEMRNAT-1994, establece los límites máximos permisibles de emisión de ruido, que son citados en el Reglamento y el método para medir el ruido, por lo que las sanciones ahora tendrán el fundamento legal necesario siendo más difícil impugnarlas.

 

El Reglamento modificado establece como una causal de clausura el que la medición del sonido supere los límites fijados en el artículo 15 que corresponden a la Norma .

Ya son varios los municipios que aplican estas disposiciones, como la ciudad de Oaxaca, Oaxaca, que ya ha clausurado locales por generar ruido excesivo y no contar con el equipo necesario de aislamiento, pero en realidad se trata de una disposición que se usa poco en nuestro país a pesar que la misma establece que puede ser aplicada por las autoridades municipales, por lo que es común escuchar las campañas de zapaterías, farmacias, tiendas de conveniencia, mueblerías y demás negocios a altos volúmenes, sin que nadie les aplique una sanción.

 

 

Más información en El Informador

 

www.miabogadoenlinea.net