Imprimir

El Congreso del estado de Coahuila de Zaragoza aprobó reformar la Ley de Protección a los Animales de la entidad con el fin de prohibir la realización de peleas entre animales, incluyendo las de gallos y aplicando sanciones de tipo penal más severas que las sanciones administrativas que generalmente se aplican en estos casos.

 

Así, una vez que la reforma se publique en el períodico oficial de la entidad, se prohibirá de forma expresa en el artículo 10 de la citada ley “las peleas de perros, gallos o cualesquiera otros animales entre sí o con ejemplares de otra especie”.

 

Por otra parte se optó por sancionar estas actividades como delito y no sólo como una sanción administrativa que supone sanciones menores que no disuaden a quienes incurren en dicha infracción que “atenta contra la dignidad, el respeto y consideración a los animales, y pone en riesgo la integridad de los coahuilenses”,  según la exposición de motivos de la reforma.

 

Así, en el Código Penal de la entidad se adicionan dos tipos penales relacionados con las peleas o enfrentamientos entre animales. En el primero se aplicará prisión de uno a siete años, multa, decomiso, clausura y la cancelación del permiso o licencia, si lo hubiere “a quien organice, explote, financie, promueva o realice, por cuenta propia o ajena, todo acto cuyo objetivo sea total o parcialmente la pelea de animales entre sí o con ejemplares de otra especie, ya sea en un espectáculo público o privado, independientemente de que se efectúen apuestas o actividades conexas” o a quien comercialice u oferte estas actividades.

 

En el otro caso se aplicará prisión de uno a tres años y multa a quien participe, ayude o coopere con otra para realizar estos evento,  así como a quien acuda  a presenciar la realización de los mismos.

 

La exposición de motivos concluye diciendo que: “Los animales no deben ser un objeto de diversión a costa de su integridad y mucho menos hay razón para que al azuzarlos a la violencia se sostenga una actividad económica bajo el falso argumento de ser una tradición cultural”.

 

Además se considera que estas actividades generan inseguridad al ser propicias para el cruce de apuestas ilegales y otras actividades ilícitas.

 

 

www.miabogadoenlinea.net