Una de las promesas del gobierno que iniciará actividades el 1° de diciembre de 2012 que se obligó a cumplir en sus "compromisos con la infancia" es que todos los niños de quinto y sexto de primaria tengan una computadora laptop con acceso a Internet, para "cerrar la brecha digital" y dotar a los estudiantes mexicanos de mejores oportunidades de desarrollo.

 

La brecha tecnológica se refiere a la diferencia socioeconómica que existe en aquellos sectores que no tienen acceso a Internet y las nuevas tecnologías de la información y la comunicación en general (TIC), como son computadoras, telefonía móvil, banda ancha.

 

Esta iniciativa estaría en concordancia con la resolución A/HRC/20/L.13 que el 5 de julio aprobó la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas llamada “Promoción, protección y disfrute de los derechos humanos en Internet”.

 

En ese documento la Comisión asevera que los derechos de las personas también deben estar protegidos en Internet, en particular la libertad de expresión, que es aplicable sin consideración de fronteras y por cualquier procedimiento que se elija, de conformidad con el artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos y del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

 

Asimismo, se exhorta a los Estados miembros de la organización “a que promuevan y faciliten el acceso a Internet y la cooperación internacional encaminada al desarrollo de los medios de comunicación y los servicios de información y comunicación en todos los países”.

 

Además, el acceso a Internet se considera herramienta para el desarrollo y el combate a la pobreza, como lo destacaron los miembros de la Comisión de la Banda Ancha para el Desarrollo Digital en la Cumbre de las Naciones Unidas sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio 2010 al destacar que un crecimiento de 10 por ciento en la penetración de banda ancha incrementa 1.3 por ciento del Producto Interno Bruto de un país.

 

En nuestro país hemos empezado a recorrer el camino para reconocer como un derecho humano el acceso a Internet. Por una parte la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha reconocido el acceso a Internet como un servicio básico.

 

Por otra parte, en el estado de Sonora desde el 4 de octubre de 2011 se aprobó una reforma constitucional, misma que fue ratificada el pasado 12 de junio para reformar el artículo 1° de su Constitución y reconocer como un derecho humano el acceso a Internet.

 

Así, una vez que los municipios del Estado lo aprueben, al citado artículo 1° se agregará un párrafo que a la letra dice “El Estado garantizará como un derecho humano el tener la posibilidad de acceder a la conectividad de redes digitales de información y comunicación, como una política pública que otorga igualdad de oportunidades a sus habitantes en el acceso a nuevas tecnologías, con el fin de fortalecer el desarrollo cultural, económico, social y político del Estado”.

 

El programa que pretende impulsar el nuevo gobierno es posible y ya se ha presentado una experiencia en el propio estado de Sonora con base a este nuevo marco constitucional, con el lanzamiento del proyecto “Un Nuevo Futuro” en el que se pretende dotar de una computadora a cada niño de las escuelas primarias públicas del estado, con la participación de la sociedad civil y los tres niveles de gobierno. Asimismo, participan organismos internacionales como Una Computadora por Niño (OLPC, por sus siglas en inglés), Khan Academy y Google.

 

El programa piloto inició en 12 municipios y en una primera fase se donarán 10 mil computadoras de bajo costo de la organización OLPC modelo XO.

La experiencia ha sido probada en distintos países de América latina como Brasil, Argentina, Uruguay y Perú. En ese último país el Banco Interamericano de Desarrollo en conjunto con el gobierno de ese país realizó un estudio sobre los beneficios de este tipo de programas.

 

La conclusión del BID es que existen resultados positivos la capacidad cognitiva respecto a estudiantes que no tienen una computadora XO, pero no hubo diferencias significativas en pruebas estándar de Matemáticas y Español aplicadas en ambos casos, por lo que el organismo concluye que “el uso de las tecnologías en la educación no es una solución mágica y rápida a través de la que los problemas y desafíos educativos pueden resolverse con la simple adquisición de dispositivos y sistemas tecnológicos.”

 

Sin embargo, el BID destaca que el reto es enfocar el uso de la tecnología para mejorar el aprendizaje de los alumnos, no sólo a nivel curricular, sino también para desarrollar sus habilidades  y competencias relevantes para la vida en la sociedad del siglo 21. Esto no se logra automáticamente invirtiendo en infraestructura, requiere de un diseño complejo y sistémico de aplicación para producir los efectos deseados.”

 

Conforme a la Ley de Planeación, este programa y otros programas se incluirán en el Plan Nacional de Desarrollo que establecerá las políticas públicas que regirán la acción del gobierno para el periodo de 2013-2018, pero es conveniente aprovechar las experiencias de otros países para superar la brecha digital y educativa antes de enfrascarnos en una nueva aventura que puede fracasar con un alto costo económico y social para todos lo mexicanos.

 

 

Más información en edutechdebate.org

 

www.miabogadoenlinea.net