Diputadas del Congreso del Estado de México propusieron a esa asamblea un paquete de reformas al Código Penal estatal que incluye la aplicación voluntaria de la castración química a los responsables de violación.

 

Las diputadas Isabel Julia Victoria Rojas de Icaza, Cristina Ruiz Sandoval, y Elena Lino Velázquez señalan que con esta iniciativa “se busca responder con severidad a la exigencia de reducir el delito de violación y castigarlo con todo el peso de la ley”.

 

Las reformas incluyen aumentar la pena aplicable al delito que actualmente es de 5 a 15 años, aumentándola de 10 a 30 años. Asimismo, se contempla conceder al reo purgar la primera mitad de su condena en prisión y someterse a la castración química y tratamiento por el tiempo restantes de la condena.

 

La castración química es definida en la iniciativa como  la administración de medicamentos destinados a reducir la libido y, en consecuencia, la actividad sexual, disminuyendo la intensidad y frecuencia de los impulsos sexuales, evitando la erección y la obtención del orgasmo en la eyaculación.

 

Las legisladoras aclararon que esta medida no vulnera los derechos humanos ni es inconstitucional toda vez que es una medida voluntaria.

 

La iniciativa adiciona la fracción VIII al artículo 22; el capítulo XVII del Título Tercero del Libro Primero y los artículos 56 ter y 274 Bis; además, reformar el párrafo primero del Artículo 273 y las fracciones V y VI del artículo 274  del Código Penal del Estado de México.

 

Las penas aplicables en el caso de violación serían de 10 a 30 años de prisión y de 200 a 2 mil días multa, sin embargo, cuando la víctima sea menor de 15 años o mayor de 60, se impondrán de 30 a 50 años de prisión y de 15 a 30 años cuando el ofendido sea discapacitado.

 

Según Edgardo Becher, de la Sociedad Internacional de Medicina Sexual, en declaraciones para la BBC, la castración química fue diseñada para el tratamiento del cáncer de próstata avanzado y bloquea la producción de testosterona en los testículos.

 

Hasta ahora no se ha logrado obtener pruebas científicas que confirmen que estos tratamientos sean realmente exitosos. Es por eso que en otros países se ha rechazado la castración química para evitar la reincidencia de delitos sexuales.

 

 

Más información en Excelsior

 

www.miabogadoenlinea.net