Durante la reunión del G-20 realizada el pasado mes de junio en Los Cabos, se anunció la invitación para que México se adhiera a las negociaciones del Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica (TPP por sus siglas en inglés: Trans-Pacific Strategic Economic Partnership o Trans-Pacific Partnership), y el Ejecutivo destacó el acuerdo “como una herramienta para fomentar el empleo y el crecimiento económico”.

 

Pero es posible que la invitación a México en estas negociaciones no sea sólida. Según ha trascendido en medios extranjeros para que nuestro país participe en este tratado se ha impuesto como condiciones que aquello que ya haya sido negociados y aprobado por los nueve principales países que participan en este acuerdo, no podrá ser abierto nuevamente a negociación, por lo que nuestro país deberá aceptarlo en sus términos.

 

Asimismo, si existe consenso entre los nueve países, México no podrá cuestionar los nuevos acuerdos que se integren al tratado.

 

Antes de que México pueda participar plenamente en las negociaciones, los países participantes realizarán una consulta interna sobre la participación de nuestro país. En el caso de Estados Unidos se deberá notificar al Congreso de Estados Unidos el cual abre un periodo de 90 días para recibir posiciones al respecto. Lo mismo harán las demás naciones. Terminadas estas consultas, de ser arpobado, México podrá participar.

 

En estos términos, México no podrá participar en las rondas de negociaciones ni siquiera como observador hasta en tanto el trámite administrativo de cada páis haya sido concluido: Como consecuencia nuestro país estará fuera de las rondas de conversaciones y no tendrá acceso al texto aprobado, sino hasta el mes de diciembre.

 

Al igual que en el caso de ACTA, el TTP se está negociando en secreto por lo que su texto real no ha trascendido y sólo se han filtrado dos capítulos que incluye el capítulo de Propiedad Intelectual que reproduce algunos de los puntos controversiales de ACTA.

 

Todo parece indicar que México es un convidado de segundo nivel en este tratado y que su posición de negociación será reducida, por lo que antes de aceptar formar parte de este acuerdo, debería conocer los términos del mismo.

 

 

Más información techdirt.com

 

www.miabogadoenlinea.net