Alejandro Ordaz Moreno, estudiante mexicano becado del CONACYT, está acusado en España de intento de homicidio, atentado a la autoridad y tenencia de un arma ilícita, todo esto a consecuencia de que se resistió a un arresto, golpeando a dos policías.

Después de estar 11 meses preso, ayer se determinó que podrá continuar su proceso en libertad, lo que implica, sin embargo, ciertas condiciones como el no poder salir de Sevilla, la ciudad en que está radicado el juicio.

Además, su pasaporte fue confiscado por las autoridades y tendrá que presentarse ante el juez cada quince días, para demostrar que no ha huido.

De ser encontrado culpable podría ser condenado a purgar una pena en prisión hasta por 13 años.

Fuente El Universal

miabogadoenlinea.net