El Consejo Médico General, organismo independiente que regula el ejercicio de la medicina en el Reino Unido ha creado un Servicio de Tribunal para Médicos Profesionales, que será el responsable de llevar las audiencias sobre  la aptitud para la práctica médica y que separa la labor de investigación sobre irregularidades médicas y las audiencias relacionadas con esos casos. 

 

Este Tribunal, a partir de ayer, resuelve todos los casos sobre aptitud para la práctica médica y toma decisiones sobre las medidas a tomar para proteger a los pacientes.

 

El Tribunal podrá establecer medidas precautorias para asegurar la seguridad de los pacientes antes de las audiencias, imponiendo restricciones a la práctica del médico o suspendiéndolo provisionalmente mientras se realiza la investigación. En los casos más graves puede eliminar o suspender a un médico del registro del GMC o limitar su práctica profesional. 

 

Se espera que con estas medidas se proteja al público contra el médico que se considera que constituye un riesgo para la sociedad.

Una figura como el Servicio de Tribunal para Médicos Profesionales no existe en nuestro país ya que la Comisión Nacional de Arbitraje Médico sólo concilia entre el paciente y el médico, pero el organismo no tiene facultades para sancionar en forma directa a los médicos o evitar que estos sigan ejerciendo su profesión a pesar de que no cuenten con las aptitudes necesarias para ello. Para lo anterior es necesario indicar un procedimiento en judicial y no existen tribunales especializados en la materia.

 

 

Más información en BBC

 

www.miabogadoenlinea.net