Luego de que los portales de Observador Ciudadano (en Facebook) y nayaritenlinea.com revelarán que la anestesióloga Mayté Rosas Gómez tomaba fotografías de los pacientes mientras se efectuaban operaciones y que después las publicaba en Facebook, acompañadas de bromas y comentarios fuera de lugar, el Instituto Mexicano del Seguro Social, IMSS, inició una investigación en su contra, lo que podría generar a Rosas Gómez una suspensión temporal o bien el despido definitivo.

 

Asimismo los familiares de los pacientes afectados podrían interponer denuncias y quejas en contra el IMSS y la clínica privada Puerta de Hierro en Tepic, Nayarit, donde también ejercía la doctora, a fin de que haya indemnizaciones por el daño causado. Al tratarse de un organismo público, también podría presentarse una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos por haberse atentado en contra de la dignidad de los pacientes.

 

También se señaló de manera extraoficial que la anestesióloga sería separada del cargo en tanto concluye la investigación que decidirá la sanción definitiva.

 

La investigación emprendida por el IMSS podría incluir a más personal médico ya que a sabiendas de lo que sucedía en el interior de los quirófanos no la reportaron en su momento.

 

En una de sus últimas publicaciones, Mayté Rosas publicó la fotografía de las piernas amputadas a una anciana de 93 años y comentó al respecto “Y para desayunar unas patitas”.

 

Sin duda la conducta de la anestesióloga va en contra del juramento de Hipócrates que tradicionalmente hacen o hacían los médicos que incluye el respetar la intimidad humana y el secreto profesional.

 

Asimismo, se contrapone con las reglas bioéticas y deontológicas universalmente aceptadas para la atención médica como son  el principio de dignidad: “Otorgar atención médica al paciente en forma congruente con su condición humana, en cuanto a su organismo, su conciencia, su voluntad y su libertad”,  y el de respeto: “Compromiso del médico de otorgar atención a sus pacientes, con la consideración y cortesía que su condición de humano enfermo requiere”, por lo que debe ser sancionada.

 

 

Más información en Observador Ciudadano, nayaritenlinea.com y Milenio

 

www.miabogadoenlinea.net