El pasado 11 de enero tres personas, Roberto Conde Díaz, José Pablo Mejenes Jasso y Wuanda I. Aguilar, de nacionalidad estadounidense, dañaron con una mezcla de jugo de uva, aceite y sal, 23 piezas arqueológicas del Parque Museo “La Venta”, en Tabasco.

De acuerdo con los cálculos realizados por el INAH la reparación de los monumentos costará 300 mil pesos.

Sin embargo, a estas personas se les dejó en libertad bajo caución, toda vez que este no es un delito grave, aunque valga la pena aclarar que continúan sujetos a proceso.

A consecuencia de este incidente, en el Congreso de la Unión ya se prepara una reforma  a los artículos 52 a 55 de la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticas e Históricas, para establecer a este delito de dañar monumentos arqueológicos una pena 5 a 15 años de prisión y un aumento sustancial de la multa según el daño cometido.

Lástima que mientras tanto estas personas recibirán una sanción mínima por dañar el patrimonio de la nación.

Fuente Tabasco Hoy

www.miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Pin It