La Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (PRODECON) ha demostrado paulatinamente resultados en sus actividades, logrando que el Sistema de Administración Tributaria (SAT) se abstuviera de violar la suspensión concedida por el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa (TFJFA).

 

Una empresa del Estado de México enfrentó un embargo de sus cuentas bancarias, derivado de un crédito fiscal y acudió a impugnarlo al TFJFA. La empresa obtuvo la suspensión para el efecto de que la Administración Local levantara el embargo de las cuentas y se sustituyera con el embargo de la negociación.

 

A pesar de la suspensión  y a la queja presentada por el contribuyente ante la PRODECON, el Administrador Local Jurídico de Naucalpan, se abstuvo de levantar el embargo, lo que constituye un desacato al mandato judicial que ordenó la suspensión.

 

La PRODECON denunció lo anterior a la opinión pública indicando que se emitiría una Recomendación al Órgano Interno de Control del Servicio de Administración Tributaria (SAT) en contra de la Administración Local de Naucalpan por no obedecer una suspensión.

 

Esta denuncia fue suficiente para que las autoridades centrales del SAT levantaran el embargo de las cuentas bancarias, lográndose que este mandamiento judicial fuera finalmente atendido.

 

Así, a seis meses de haber iniciado operaciones, la PRODECON ha atendido más de 3 mil contribuyentes, emitido seis Recomendaciones a las diferentes autoridades fiscales federales y creado la primera Delegación Regional en el Noroeste, con jurisdicción en Baja California, Baja California Sur, Sinaloa y Sonora y sede en la ciudad de Tijuana.

 

Sin embargo, a pesar de su efectividad, la PRODECON no cuenta con el apoyo del Presidente de la República, ya que a la fecha no se han nombrado los seis consejeros independientes que deben conformar el órgano de gobierno de la entidad, encargado de aprobar el Estatuto Orgánico y demás nombramientos, lo que debilita al organismo porque implica que algunas de sus unidades administrativas no existan legalmente, por lo que no pueden ejercer sus atribuciones.

 

La Procuraduría de la Defensa del Contribuyente cuenta con  oficinas temporales en donde puedes recibir asesoría, ubicadas en Nuevo León 250, piso 11, colonia Hipódromo Condesa. A los teléfonos son: 26-36-36-60, 61 y 62 a través del correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

www.miabogadoenlinea.net