El pasado 14 de marzo el Grupo de Trabajo de la ONU sobre desapariciones forzadas presentó en nuestro país los resultados de su investigación sobre desapariciones forzadas y advirtió que este tipo de delito continúa presente en México, al igual que la impunidad para los que los cometen.

 

La misión a México de este Grupo de Trabajo se verificó del 18 al 31 de marzo del 2011, tiempo en el que sus cinco expertos independientes visitaron varias ciudades del país y se reunieron con autoridades, organismos públicos de derechos humanos, organizaciones no gubernamentales, familiares de personas desaparecidas forzosamente y víctimas de desaparición forzada.

 

En su informe los expertos consideraron que el Estado debe reconocer la dimensión del problema como un primer paso para tomar medidas efectivas para su erradicación.

 

“No puede enfrentarse esta desafiante situación ignorando el respeto de los derechos humanos. No pueden adjudicarse al crimen organizado exclusivamente los casos de desapariciones forzadas, sin una adecuada y completa investigación penal”, apuntaron y subrayaron que la impunidad “es un patrón crónico demostrado por la ausencia de investigaciones efectivas en casos de desapariciones forzadas”.

 

Este informe examina el estado de la desaparición forzada en México, el marco legal e institucional y la situación del derecho a la justicia, a la verdad y a la reparación; así como la realidad que enfrentan grupos en situación de particular vulnerabilidad, como los migrantes, las mujeres, los defensores de derechos humanos y los periodistas.

 

Pero no se limita a presentar el panorama de las desapariciones en México, sino que también se incluye una serie de recomendaciones en materia de prevención, investigación, sanción y reparación del daño a las víctimas.

 

Así, recomiendan que los operativos militares desplegados en el contexto de la seguridad pública sean restringidos y supervisados por autoridades civiles y que se diseñe una política pública integral y el marco legal que trate los diferentes aspectos de las desapariciones forzadas.

 

También esta semana el Grupo de trabajo de la ONU sobre Desapariciones Forzadas examinó, bajo sus procedimientos de emergencia, 29 informes sobre personas desaparecidas, así como datos relativos a otros 400 casos. Las denuncias no solo provienen de México sino de diferentes partes del mundo, incluidos países iberoamericanos como Argentina, Chile, Colombia, Honduras, Perú, España y Uruguay.

 

 

Más información ONU

 

www.miabogadoenlinea.net



.