Desde el último trimestre del 2010 el luchador el Hijo del Santo se encuentra envuelto en un conflicto legal con Promociones Antonio Peña, S.A. de C.V., propietarios de la marca AAA de lucha libre, por una demanda sobre derechos de autor.

 

El luchador participó en un evento organizado por la empresa llamado “Triplemanía XVII” en el año 2009 y la empresa editó un DVD del evento en el que aparece la lucha del Hijo del Santo, lo que vino a generar este conflicto.

 

El Hijo del Santo argumenta que “nunca se habló de comercializar nada. Nunca firmamos nada, se habló de la fecha, de una conferencia, una presentación en León, pero nunca de comercializar, nada, sólo de un pago por evento que iba incluido en la lucha, pero nunca me pagaron nada”, reveló el Plateado.

 

En su denuncia señala que los combates en los que participó se consideran la “interpretación de un artista”, por lo que inició acciones penales en contra de Marisela Peña Herrada por el delito previsto y sancionado por el artículo 425 del Código Penal Federal, delito que consiste en que, a sabiendas y sin derecho, se explote con fines de lucro una interpretación o una ejecución.

 

Esto a consecuencia de que conforme al  Artículo 117 bis de la Ley Federal del Derecho de Autor, tanto el artista intérprete o el ejecutante, tiene el derecho irrenunciable a percibir una remuneración por el uso o explotación de sus interpretaciones o ejecuciones que se hagan con fines de lucro directo o indirecto, por cualquier medio, comunicación pública o puesta a disposición.

 

En el proceso de deberá definir si la actuación de el Hijo del Santo o cualquier otro luchador puede considerarse como realizadas por un artista intérprete, como se define en la ley, es decir, el “actor, narrador, declamador, cantante, músico, bailarín, o a cualquiera otra persona que interprete o ejecute una obra literaria o artística o una expresión del folclor o que realice una actividad similar a las anteriores, aunque no haya un texto previo que norme su desarrollo”.

 

La doctrina define al artista intérprete como aquel artista que por medio del uso de su cuerpo (bailarines,mimos, entre otros), de su voz (cantantes, declamadores, etc.) o de la conjunción de ambos (actores), realiza la manifestación de una obra. Y para este caso en particular también podría aplicarse la definición de artista autor, que es el artista que interpreta o ejecuta sus propias obras, por lo cual tendrá una doble protección, como autor (sobre su obra) y como artista (sobre su interpretación o ejecución) o artista de variedades que es aquel artista, que sin seguir una obra, crea un espectáculo o actos particulares con ciertos elementos planificados, aunque en términos generales no logren constituir una obra.

 

La Convención de Roma sobre la protección de los artistas intérpretes o ejecutantes,los productores de fonogramas y los organismos de radiodifusión define al artista intérprete o ejecutante como todo actor, cantante, músico, bailarín u otra persona que represente un papel, cante, recite, declame, interprete o ejecute en cualquier forma una obra literaria o artística.

 

La defensa de Marisela Peña señala que el Hijo del Santo pretende que la obra que se litiga se considere una coreografía, siendo que contempla llaves de lucha que no pueden considerarse como elementos de una coreografía, por lo que no puede incluirse en la definición de una interpretación.

 

El proceso se ha ido alargando y el día de ayer una audiencia se suspendió al solicitar Marisela Peña que el luchador se descubriera la cara y que las audiencias fueran públicas, por lo que el juez deberá resolver lo procedente.

 

 

www.miabogadoenlinea.net