El diputado Humberto Lepe Lepe presentó en la cámara de Diputados una iniciativa iniciativa con proyecto de decreto que reforma y deroga el inciso d) del numeral 1, del artículo 200 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales para eliminar de la credencial de elector el domicilio, por razones de seguridad.

 

La iniciativa señala que no existen elementos legales o prácticos que permitan suponer la funcionalidad de la inclusión del domicilio, y por el contrario, esa inclusión es “nociva, perjudicial y desventajosa para el propietario y portador de la credencial para votar con fotografía, dadas las condiciones de inseguridad que predominan en el País.”

 

El diputado Lepe reconoce que la credencial de elector tiene dos funciones principales, el de ser un instrumento para votar, y ser un documento empleado como identificación personal.

 

Para fines electorales, destaca la exposición de motivos, la credencial para votar cuenta con elementos como entidad federativa, municipio, localidad que corresponden al domicilio del ciudadano y la sección electoral en donde deberá votar, que constituyen lo que el Instituto Federal Electoral denomina identificación geoelectoral, por lo que los datos como son calle, número, etc. resultan irrelevantes para los fines electorales.

 

Por otra parte se destaca que la funcionalidad como identificación oficial de la credencial de elector se estableció en el artículo Cuarto Transitorio del “Decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones a la Ley General de Población” del 22 de julio de 1992 que creó el Registro Nacional de Población, el Registro Nacional de Ciudadanos y la Cédula de Identidad.

 

Ese artículo Cuarto Transitorio indica “…En tanto no se expida la cédula de identidad ciudadana, esta credencial podrá servir como medio de identificación personal en trámites administrativos de acuerdo a los convenios que para tal efecto suscriba la autoridad electoral.”

 

Como dato curioso, ese artículo indica que “En el establecimiento del Registro Nacional de Ciudadanos se utilizará la información que proporcionará el Instituto Federal Electoral proveniente del padrón electoral y de la base de datos e imágenes obtenidas con motivo de la expedición y entrega de la credencial para votar con fotografía….

 

Pero no existe ninguna disposición legal o administrativa que establezca que la credencial de elector es un comprobante oficial del domicilio.

 

Es por ello que el Diputado Lepe Lepe señala que al no ser admitida oficialmente la credencial de elector como un comprobante de domicilio, resulta inútil y ocioso incluir el domicilio en esta identificación; “más inservible resulta esta inclusión, si se considera que el IFE, Organismo encargado de organizar las elecciones, no requiere del domicilio explícito en la credencial para que cumpla con su función.”

 

Aunando a las anteriores conclusiones, el Diputado agrega la seguridad de las personas como una razón para eliminar el domicilio, destacando que “de acuerdo con el Instituto Ciudadano de Estudios Sobre la Inseguridad (ICESI) en 6 de cada 10 casos, las bandas de secuestradores capturaron a sus víctimas interceptándolas en sus automóviles; allanando sus domicilios y/u oficinas o la capturaron mientras caminaba por la calle; usando a la credencial para votar con fotografía de la víctima, como medio de extorsión y amenaza”

 

Adiciona que “en Oficinas Centrales de la Procuraduría General de la República, Víctor H. Aguirre de la compañía Vance Internacional, asesores de la institución, recomendó no portar credencial de elector, a menos que se tenga planeado hacer algún movimiento bancario o de otra índole en donde se ocupe, lo anterior como una medida para evitar que los delincuentes conozcan en donde vive la víctima”.

 

Asimismo, afirma que las credenciales robadas o extraviadas se venden al crimen organizado, quienes la utilizan para localizar el domicilio y el nombre de sus probables víctimas, por la coincidencia de nombre-domicilio en la identificación del ciudadano.

 

El diputado concluye diciendo que existen “elementos más que contundentes para considerar como nociva, perjudicial y desventajosa para el propietario y portador de la credencial para votar con fotografía el incluir el domicilio”.

 

La propuesta resulta válida ya que algunos de los elementos de seguridad de la credencial de elector es para relacionar el nombre, la imagen y la huella digital que aparece en la credencial para votar y asegurar la identidad de una persona, pero su finalidad no es acreditar el domicilio del usuario de la credencial, por lo que inclusive es necesario presentar comprobantes  de domicilio al realizar algún trámite administrativo.

 

De aprobarse, el IFE estaría en problemas para sustituir la credencial de elector a todos los interesados en que no aparezca el domicilio, teniendo en consideración que existen más de 70 millones de electores.

 

www.miabogadoenlinea.net